jueves, 18 de octubre de 2018

Los sueldos de los altos cargos que eligieron a Soria candidato al Banco Mundial

Son cinco personas, funcionarios, y cobran, de media, más de 100.000 euros brutos anuales

@carlestorrijos

Los sueldos públicos de las cinco personas que conformaron la llamada comisión evaluadora que escogió el currículum del exministro, José Manuel Soria, como el más adecuado para ser candidato a un puesto de director ejecutivo en el Banco Mundial los puedes consultar en el Portal de Transparencia del Gobierno. Ahora bien, hay que saber buscar. Y encima, la información está separada. Por un lado tienes el listado de altos cargos y los sueldos, de 2013 a 2015 y por otro lado están los currículums. Esta disposición de los datos no ayuda a mejorar la transparencia. La comisión evaluadora estaba formada por personas del Ministerio de Economía y Competitividad, cuyo ministro en funciones, Luis de Guindos, percibió 74.726 euros brutos el año pasado, aunque en esa cantidad se incluyen cinco trienios de antigüedad porque de Guindos también es funcionario. Cobran, de media, más de 100.000 euros brutos anuales, entre el salario y los trienios de antigüedad. Actualmente ocupan cargos de libre designación. Nombrados a dedo.


José Manuel Soria Sueldos Públicos


El órgano evaluador estaba presidido por el secretario Estado de Economía y apoyo a la Empresa, Íñigo Fernández de Mesa. Según el Portal de Transparencia, cobró el año pasado 112.229 euros brutos (seis trienios).

  • El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, tenía siete trienios el año pasado y percibió 112.996 euros brutos. Es el que aparecía en muchas imágenes junto al ‘pequeño Nicolás’.
  • La secretaria de Estado del Tesoro y Política Financiera, Rosa Sánchez-Yebra, con siete trienios, ingresó 111.148 euros brutos.
  • El director general de Análisis Macroeconómico y Economía Internacional, Jorge Dajani González, 94.024 euros brutos. Tiene cuatro trienios.
  • El director general de Política Económica, Rodrigo Madrazo García de Lomana, cobró, de julio a diciembre de 2015, (cuatro trienios) 48.495 euros brutos.

Matizamos claramente lo de los trienios porque el Portal de Transparencia del Gobierno no es todo lo transparente que quisiéramos, porque solo ofrece una cantidad global, sin diferenciar la retribución por el cargo de la antigüedad. Además, tampoco desglosa los datos del salario: sueldo base, el complemento específico y de destino, las pagas extra y el complemento de productividad, del que ya informamos en julio.


Lo cierto es que la formación académica y la trayectoria profesional de estas personas está fuera de toda duda. Todos ellos son funcionarios del Estado, han aprobado unas oposiciones y ‘se han sometido’ a un concurso de méritos, pero ¿quién los ha puesto ahí?


¿Por qué son altos cargos?

El Gobierno de turno, cuando llega y le toca ocupar sillones en los ministerios tiene tres opciones: buscar entre los cuadros del partido, funcionarios o no, ceporro o no, para devolver favores y pagar lealtades; buscar a personas en el entorno de la empresa privada o escoger a funcionarios. El objetivo es ocupar los puestos del segundo escalón para abajo. Esto es, secretarios de Estado, subsecretarios de Estado, directores generales y asimilados. No olvides los directores o gerentes de empresas públicas, dónde la retribución es más alta. Esta explicación también sirve para los ejecutivos autonómicos.


Con el fin de no poner a un pardillo recién llegado a la Administración Pública que no conoce los temas ni el funcionamiento interno de los ministerios, los Gobiernos se cuidan mucho, no siempre, de escoger a personas capaces y resolutivas con la ingente cantidad de trabajo que se les viene encima.


Si en el partido o en la empresa privada el Gobierno no encuentra lo que busca, bien por falta de perfiles adecuados o porque la remuneración no compensa, la otra salida que queda es echar mano del personal cualificado que trabaja para el Estado: los empleados públicos, en este caso, los funcionarios de carrera. (No todos los empleados públicos son funcionarios de carrera). Bien por sintonía ideológica, puede estar afiliado al partido, o no, por amistad o por relaciones laborales anteriores, un ministro puede nombrar a un funcionario, por ejemplo, un jefe de Sección o Negociado, un gestor del Estado, un técnico comercial… para que ocupe una Secretaría de Estado o una Dirección General.


El elegido en cuestión no pierde su condición de funcionario pero su nombramiento, que se publicará en el BOE tras la aprobación en Consejo de Ministros, es por libre designación o remoción, los nombrados ‘a dedo’ de toda la vida. Estará en el puesto hasta que cese en el cargo el que lo nombró o presente su dimisión. Si el ministro que entra quiere que siga, seguirá, si él también lo desea. En definitiva, son cargos de confianza, básicos para formar un equipo competente, siempre que lo demuestren, claro. La historia nos dice, y la etapa de Rajoy es un claro ejemplo, que la dimisión de un ministro o su renuncia puede provocar que un secretario de Estado, funcionario de carrera de toda la vida, y sin vinculación necesaria al partido, se haga cargo de la cartera ministerial. Ejemplo, la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que llegó al cargo tras la renuncia de Arias Cañete al cargo de ministro porque se presentaba a las elecciones al Parlamento Europeo. Ahora es comisario. Cobra unos 20.800 euros brutos al mes y 3.000 euros más para vivienda y gastos.


¿Y de qué vive Soria ahora?

Tras su dimisión como ministro de Industria en abril ante la falta de explicaciones por su vinculación con inversiones en paraísos fiscales, José Manuel Soria está cobrando una jugosa indemnización como exministro. Es una especie de “paro” para los miembros del Gobierno, sin madrugar para hacer cola en las oficinas del Servicio Público de Empleo. Soria cobra 4.644 euros brutos al mes. Es el 80 por ciento del su sueldo como ministro. El año pasado la retribución fijada era de 68.981 euros. En enero subió un uno por ciento. Podrá cobrar esta cantidad mensual hasta mayo de 2018 (24 meses) si no encuentra otro puesto de trabajo. Él es funcionario del Estado y puede volver a la Administración Pública, pero por ahora debe compensar hacer ‘nada’ y vivir de esa paga. Hasta ahora, más de cuatro meses desde que dimitió ha cobrado una cantidad que supera los 18.500 euros brutos. Si Soria agotara el plazo de cobro, dos años, habrá ingresado más de 111.000 euros brutos, más unos 4.000 euros anuales que percibe por los trienios de antigüedad que lo corresponden como funcionario del Estado.


Según los datos del Portal, José Manuel Soria, ha cobrado en tres años, como ministro y funcionario 223.314 euros brutos, a los que habría que sumar otros 23.000 euros que habría recibido en 2016, hasta su dimisión. Como director ejecutivo del Banco Mundial podría haber cobrado unos 200.000 euros brutos al año.


La declaración de bienes y rentas de Soria que presentó en calidad de diputado en el Congreso en 2011 indica que pagó de IRPF 24.395 euros en 2014 y obtuvo un beneficio por la venta de unos fondos de inversión por valor de 12.646 euros. Los intereses por sus cuentas bancarias ascendieron a 3.460 euros.

  • Fondos de inversión de patrimonio en 2014 son de 806.102.
  • Plan de pensiones patrimonio 2014 de 52.615 euros.
  • Recibió una herencia (acciones de un banco) 72.683 euros.
  • Herencia de Aguas Valle de los Nueve 7.000 euros.
  • Herencia, 700 euros.
  • Herencia, porcentaje de una empresa (Tarudanta SL) 180.287 euros.

Este artículo se publicó por primera vez y en una versión más extensa y diferente el 21 de septiembre en www.vice.com bajo el título "La gente que eligió a Soria para el Banco Mundial cobra 100.000 euros al año; a dedo, claro".


Imagen: Zona Movilidad.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España