viernes, 19 de octubre de 2018

Albert Ballesta, el breve: quería cobrar 73.000 euros y se ha ido con poco más de 3.500

Dimite como alcalde de Girona tras 46 días en el cargo sin haberse podido subir el sueldo

@ines_calderon

Mientras su predecesor, Carles Puigdemont se convertía en el presidente autonómico mejor pagado de España, el convergente Albert Ballesta veía cómo su sueldo se quedaba congelado en 28.000 euros, muy lejos de los 73.000 que pretendía cobrar. La historia es así: Puigdemont, en su precipitada salida hacia la Generalitat se “olvidó” de dejar resuelto el problema del salario de su sucesor. Al no modificar la norma, quien le relevase heredaría los 28.000 euros brutos al año que cobraba del Ayuntamiento de Girona. El importe se correspondía a las dietas por asistencia ya que, en realidad, Puigdemont cobraba su salario del Parlament de Catalunya.


Con estos mimbres, Albert Ballesta decidió que una de las primeras medidas que iba a impulsar desde la alcaldía iba a ser subirse el sueldo. Para ello, llegó a un acuerdo con PP y Ciudadanos por el que se establecía un salario de 73.000 euros brutos al año. Se llegó a incluir en el orden del día del Pleno del 25 de febrero, pero, finalmente, los socios de Ballesta se echaron atrás y la decisión no se aprobó.


Alberto Ballesta Sueldos Públicos


Ballesta ni siquiera logró convencer a sus socios habituales de ERC para fijar su salario en 68.500 euros brutos, ya que la formación republicana exigió otra serie de sacrificios al ya exalcalde. Por ello, Ballesta se tuvo que conformar con los 28.000 euros brutos heredados de Puigdemont.


Con un sueldo tan “bajo” y muchas críticas desde el inicio, Ballesta decidió presentar su dimisión este lunes tras apenas 46 días en el cargo. Dado que su salario son 28.000 euros al año, durante estos 46 días al frente del municipio, habrá cobrado unos 3.500 euros, muy lejos de esos 73.000 que quiso percibir.


Mandato breve pero polémico

El mandado de Ballesta, a pesar de su brevedad, ha estado lleno de polémicas. La primera fue su propia designación, ya que era el número 19 de la lista del Convèrgencia al Ayuntamiento de Girona, por lo que, para llegar al cargo, necesitó una serie de 18 renuncias en cadena.


Además, su toma de posesión tampoco estuvo exenta de polémica, ya que tuvo que repetir la ceremonia porque en el primer intento ni juró ni prometió el cargo al ‘equivocarse’ con la fórmula utilizada.


Su sustituta será la hasta ahora teniente de alcalde, Marta Madrenas, que contará con el apoyo del PSC. Habrá que esperar para ver si los nuevos socios permiten a la alcaldesa subirse el sueldo y hasta qué importe.

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España