viernes, 27 de noviembre de 2020

¿Te imaginas controlar el horario de trabajo de nuestros políticos?

Neikom, una excelente herramienta para controlar las horas extras

Las sesiones de control del Congreso de los Diputados suelen comenzar a las nueve de la mañana. Y las del Senado, a las 4 de la tarde. No obstante, todos hemos visto jornadas maratonianas, con el hemiciclo casi vacío a la una de la madrugada, esperando la votación de una ley muy importante, tras las intervenciones de todos los grupos parlamentarios. Pero, ¿dónde están sus señorías? ¿En sus despachos? ¿De reunión? ¿Se han ido a casa porque la votación ya está pactada? ¿Cómo controlamos el trabajo parlamentario de los políticos españoles? ¿Existe un control horario para ello?


En la página web de las dos cámaras legislativas de las Cortes Generales, pero también en los parlamentos autonómicos, aparecen publicados los trabajos de nuestros representantes públicos: iniciativas presentadas, intervenciones orales, en pleno o comisión, ponencias, registro de preguntas, reuniones o viajes. Los cargos electos que cobran un sueldo público dedican parte de su jornada laboral a reunirse con colectivos, atender peticiones ciudadanas, reuniones de Gabinete, a viajar por su circunscripción o a asistir a actos de partido.


Dando por hecho que un político no tiene un trabajo de ocho a tres, de lunes de viernes, ¿crees que su rutina laboral está llena de horas extra? ¿Cómo cuantificar una hora extra de un concejal? ¿Es viable establecer un mecanismo de control de las horas de trabajo con este tipo de agenda similar al de miles de empresas en España? Si nos centramos en las cifras, en el segundo trimestre de 2019, el Instituto Nacional de Estadística (INE) registró, de media, más de seis millones de horas extra semanales. Del total, 2,9 millones no fueron retribuidas.


neikom


Desde 2007, la empresa Neikom ofrece soluciones de control de horas trabajadas. Su know how permite habilitar relojes de fichar biométricos para empleados con una variedad de tecnologías. Hablamos de relojes por huella dactilar (precio competitivo); reconocimiento facial (sin contacto e higiénico en tiempos de pandemia, como ahora); o las tarjetas de proximidad RFID. Las compañías, en definitiva, demandan soluciones de control presencial, de accesos y de control de producción.


De los relojes de fichar biométricos o de huella dactilar cabe destacar que evitan la suplantación de identidad con el marcaje. Así, podemos diferenciar los relojes de fichar huella dactilar donde cerca del dos por ciento de la población puede sufrir errores de lectura del dedo debido al desgaste de la propia huella del empleado motivado por su propia actividad física cotidiana. Por ello, este tipo de dispositivos se complementa con tecnologías como el PIN del trabajador o tarjetas de proximidad RFID.


El otro tipo de reloj biométrico es el de reconocimiento facial o de cara, con apenas fallos y sin contacto. Además, es posible tomar la temperatura corporal para detectar fiebre. En la actualidad, es un dispositivo más económico y menos complejo de manejar.


Las empresas también pueden optar por el reloj de fichar por tarjeta de proximidad. Sigue siendo el más usado por su menor coste y la facilidad en el control de accesos. Pese a que no cuenta con errores de lectura, sí existe la posibilidad de suplantar la identidad durante el “picaje de presencia”, según datos de la página web de Neikom.


Control de producción y de presencia

¿Cómo se mide la producción de un diputado? ¿Y la de un concejal o un ministro? Son cargos que no cobran un complemento de productividad, aunque sí lo perciben los secretarios de Estado, subsecretarios, directores generales y la escala funcionarial de los diferentes niveles administrativos en España.


Según Neikom, el control de producción es la actividad de monitorear y controlar una instalación física. El objetivo, a nivel tecnológico, es que el software se encargue de “predecir, planificar y programar el trabajo”. Para ello, hay que tener presente la mano de obra, cuantía de materiales, limitaciones de capacidad y coste. En definitiva, seguir un cronograma que paute el plan establecido.

Respecto del control de horario, la firma cuenta con AutoNET Press, que sirve para registrar las entradas y salidas de los empleados, así como asistencias, incidencias, horas extra o el absentismo laboral. ¿Te imaginas habilitar uno de estos equipos en los despachos de los diputados en la Carrera de San Jerónimo? Este sistema permite obtener el registro del tiempo trabajado por la plantilla de la empresa con informes rápidos y sencillos. Hablamos de horarios nocturnos, media jornada, vacaciones, bajas o varios calendarios. El dispositivo es compatible con Windows, MAC y Linux


Imagen: Pinterest. Neikom.

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España