miércoles, 02 de diciembre de 2020

Ximo Puig reclama 120 euros brutos mensuales de su sueldo de 2020 que sigue sin cobrar

Un incremento del 2% en las retribuciones de los altos cargos, pendiente de aplicar, genera controversia dentro del Gobierno del Botànic II

@maria_albalat

Actualizado a 1 de diciembre de 2020


La retribución del president de la Generalitat se ha actualizado a 73.375 euros anuales, la de la vicepresidenta y los consellers a 62.506 euros, y la de los secretarios autonómicos a 62.492 euros, en doce mensualidades y sin derecho a pagas extraordinarias, según publica este martes el DOGV. 


El 11 de noviembre publicamos:


Parece que la crisis económica provocada por la pandemia de la Covid-19 no está afectando a las Administraciones Públicas. El Gobierno, a través del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, presentó una subida de los sueldos públicos para los miembros del Ejecutivo y funcionarios del 0,9%. En las Cortes Generales, el personal laboral del Congreso de los Diputados y del Senado también disfrutará de esa subida, pero no así sus señorías, diputados y senadores. Ahora son los altos cargos de la Generalitat Valenciana quienes tienen encima de la mesa la subida del 2% de las retribuciones pendiente desde principio de año, antes del estado de alarma, que no llegó a ejecutarse y que ahora quieren incluir.


La medida está pendiente de un hilo ya que la síndica de las Cortes Valencianas de Podemos Podem, Naiara Davó, ha anunciado que van a enmendarla. A esto se le suma la negativa de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox). Actualmente, el 28,1% de los presupuestos de la Generalitat, casi 6.500 millones de euros van destinados a gastos de personal.


Desde la Consejería de Hacienda se confirma que “en los presupuestos de 2021 aparecen las tablas retributivas que incorporan el incremento del 2% del año 2020 porque la Generalitat está obligada a incorporar dicho incremento para los empleados públicos”. “Pero todavía no se ha producido. Se hará próximamente. Como se hizo en el resto de España a comienzos de año”. Para los más de tres millones de autónomos de España, por ejemplo, el incremento del sueldo de los políticos en un 2,9% en poco más de un año (2% + 0,9%), puede acabar dinamitando la línea de flotación de su paciencia.


Ximo Puig y Mónica Oltra

Puig y Oltra, en las Cortes Valencianas.


El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, lleva en el cargo desde el 27 de junio de 2015. Según el Boletín Oficial de las Cortes Valencianas, Puig declaró un rendimiento neto del trabajo de 64.142 euros. En esa cantidad hay que incluir su condición de diputado por Valencia en el Congreso hasta principios de junio y luego el cargo de president. Desde 2016, el primer año completo en la Calle Caballeros (donde está el Palau de la Generalitat) su remuneración se ha incrementado un 5,3%: de 68.292 euros brutos en 2016 a 71.937 euros en 2020. Un mínimo de 800 euros más cada ejercicio. A esta cantidad se le suma la indemnización por residencia de 10.071 euros.


Aumento del 2%

¿Cómo quedarían los salarios de los altos cargos si aplicamos la subida del 2%? Según la tabla retributiva de la Generalitat Valenciana en el Portal de Transparencia GVA Oberta, el del presidente pasaría de 5.994 euros mensuales a 6.114 euros. Son unos 120 euros más cada mes. Serían 73.375 euros, en vez de los 71.937 actuales. En el caso de los vicepresidentes y consejeros, que son 11, pasarían de 5.106 a 5.208 euros mensuales y de 61.266 a 62.506 euros anuales, cada uno. Un coste total de 14.920 euros más al año.


Los secretarios autonómicos, que hay 29 (cinco para Puig, cuatro para Oltra y el resto tienen dos en cada consejería), experimentarían un aumento de 5.105 a 5.207 euros y de 61.266 a 62.491 al año. Un desembolso de 35.534 euros al año. Por su parte, los 11 subsecretarios tendrán una subida de 4.877 a 4.975 euros mensuales y de 60.730 a 61.944 euros, sumando un incremento total de 13.360 euros. Los 90 directores generales pasarían de 4.725 a 4.820, más las dos pagas extra de 1.111 a 1.133 euros y un sueldo anual de 58.931 a 60.110 euros. Un dispendio de 106.076 euros más al año.


Respecto al personal eventual, para el director de gabinete de miembros del Consell y un asesor del presidente, se transformaría de 51.675 a 52.708 euros al año; ocho puestos entre los que se encuentran asesores de Presidencia, de la Secretaría del Consell o del Gabinete de Presidencia pasarían de 46.421 a 47.350 euros; dos asesores del presidente, que perciben 41.942 y 30.226 tendrían un aumento a 42.780 y 30.830 euros al año, respectivamente; y, por último, el chófer de los coches oficiales, de 36.221 a 36.945 euros. Un aumento del gasto total en personal eventual de 11.662 euros.


En total, la medida supondría destinar 169.892 euros más al año para los salarios de los altos cargos y el personal eventual de la Generalitat Valenciana, sin contar con los incrementos de los costes de la Seguridad Social.


Si comparamos este incremento con el Salario Mínimo Interprofesional, vemos que el de este último ha sido mucho mayor, de 655 a 950 euros (45%). Sin embargo, las cantidades no tienen nada que ver, mientras un consejero percibe más de 60.000 euros anuales, el SMI suponen 12.350 euros al mes. Es decir, la retribución mínima equivale a casi cinco veces menos el sueldo de un miembro del Gobierno valenciano. 

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España