sábado, 16 de enero de 2021

¿Es viable que un político instale él mismo un termo eléctrico para ahorrar?

​Medio ambiente, seguridad y ahorro, factores esenciales a la hora de poner en marcha estos equipos

Si bien es cierto que los sueldos de los políticos acostumbran a ser bastante elevados, sobre todo comparándolos con el resto de la población, muchos de ellos hacen lo posible para ahorrar. Más allá de transmitir a la sociedad una imagen de humildad, también tienen otro objetivo que se resume en no pasar por dificultades monetarias si en un futuro dejan su cargo por unos u otros motivos.


Uno de los métodos de ahorro se resume en realizar por sus propios medios ciertas labores domésticas. No solo nos referimos a las de pequeña envergadura, sino también a otras de mayor trascendencia. Un claro ejemplo es la de instalar termos eléctricos.


Aquellos políticos que no quieren complicaciones recurren a profesionales del sector. Fontaneros 24 horas están a disposición tanto de ellos como de otros habitantes para solucionar adversidades y realizar nuevas instalaciones en un tiempo récord. Aun así, los más aventurados se decantan por llevar a cabo ellos mismos el citado procedimiento. Instalar un termo eléctrico no está al alcance de cualquiera, pero siguiendo unos patrones clave e interiorizando ciertos conceptos existe la posibilidad de llevarlo a cabo exitosamente.


Lo que debes tener en cuenta

Uno de los primeros factores que son muy valorados por los políticos guarda relación con el medio ambiente. Y es que algunos miembros de determinados partidos tienen que dar ejemplo a la población, demostrando que ellos también están muy concienciados sobre la importancia que tiene cuidar el ecosistema.


Termo 3


Para tal fin, en caso de requerir agua caliente en sus domicilios, no hay nada mejor que disponer de un termo eléctrico que funciona con placas fotovoltaicas. En un país como España es ideal el citado sistema, puesto que las horas de luz solar son numerosas a lo largo del día.


Nos encontramos en una época en la que cada vez son mayores las restricciones impuestas a los ciudadanos. Por ejemplo, muchos de ellos ya no pueden acceder a grandes urbes si sus vehículos diésel no cumplen con ciertas características. Por ende, es de vital importancia que los políticos comulguen con sus ideales.


En párrafos anteriores hemos mencionado el término ahorro. Lo cierto es que cada vez más políticos le otorgan la importancia que merece. Más allá del que proporciona el sistema de energía renovable, también es destacable que un termo eléctrico, en comparación con otros, ya de por sí conlleva una factura de menor importe.


Pero, ¿y en lo que a la instalación se refiere? De poco servirían estos aspectos recientemente mencionados si, a pesar de todo, nuestros cargos electos tuvieran que abonar el coste de la instalación. Afortunadamente cualquiera que sea un poco mañoso puede realizarla, requiriéndose por supuesto una serie de conocimientos.


Un aspecto crucial que hay tener en cuenta reside en la imperiosa necesidad de disponer de cualquier base de enchufe, siempre y cuando implemente toma de tierra, amén de neutro y fase. La sección de cada cable debe abarcar cuatro milímetros. A su vez, el cuadro eléctrico ha de incorporar el magnetotérmico que sea independiente.


Por otra parte, no solo es esencial pensar en la instalación, sino también en un posible desmontaje en caso de tener que realizar cualquier tipo de operación con el termo. Por ello, que se requiere la colocación de un par de llaves de corte. Una de ellas ha de ir destinada a la toma de agua fría, mientras que la otra estará asociada a la caliente. Si este paso fuese saltado por el político en cuestión tarde o temprano podría pagarlo caro ya que podría verse obligado a cortar el cien por cien de la instalación.


Los fabricantes de termos eléctricos son conscientes de que con el paso del tiempo ha aumentado la cifra de usuarios que optan por instalarlos sin recurrir a profesionales. Teniéndolo en cuenta no dudan en añadir una plantilla para que colocar el conjunto en la pared resulte mucho más sencillo.


Conviene destacar el hecho de que, tras taladrar y emplazar cada terno en el lugar oportuno, suele ser necesaria la ayuda de un familiar del político. Aunque puede hacerlo una sola persona a título individual, es complicado lidiar con el peso y acertar de lleno en los puntos de anclaje que han sido colocados previamente.


De todas las partes que abarca el termo eléctrico, una de las más importantes es la válvula de seguridad. Cerciórate de que está bien enroscada, aunque no es la única acción que debes revisar para que todo el conjunto sea seguro y cien por cien funcional.


Por último, también es crucial purgar la instalación. Para tal fin, es suficiente con mantener el termo sin enchufar y, al mismo tiempo, abrir ambos tipos de agua con el objetivo de expulsar el aire. En definitiva, los políticos de hoy en día no tienen que tratar con tecnicismos ni procedimientos demasiado complejos si pretenden instalar por sus propios medios cualquier clase de termo eléctrico.

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España