jueves, 06 de agosto de 2020

Una empresa de gorras valenciana triplica sus ventas durante la pandemia

Oblack es una start up de tres emprendedores que ha facturado 200.000 euros en cuatro meses

José Luis Sena, Nacho Arauz y Rubén Conchillo son tres emprendedores valencianos que han creado su propia marca de gorras, Oblack. En tiempos de incertidumbre como los que se han vivido durante la pandemia del coronavirus, la empresa ha conseguido multiplicar por cuatro su factura durante los meses de marzo, abril y mayo.


Sena, el CEO de la compañía, explica que “aunque son cifras todavía muy modestas en términos absolutos, el crecimiento nos impulsa a seguir trabajando y mejorar cada día”. “En los cuatro primeros meses del año hemos superado los 200.000 euros de facturación”, añade.

A finales de 2016 comenzaron a desarrollar su idea de negocio, que fue pensada cuatro años atrás basándose en un sello discográfico de música electrónica. Esta tenía el nombre de la actual marca de gorras. Lo que buscaban era intentar conectar con aquellos que buscan un estilo de música diferente, que se sienten ovejas negras. De ahí, surgió el nombre de la marca, “o” de oveja y “black” de negra.


Ninguno cuenta con estudios universitarios, pero sí con experiencia en el mundo de la empresa privada. Por ello, decidieron ir ellos mismos a China para poder escoger al proveedor del producto. En 2018 la startup fue seleccionada para entrar en Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig, cinco meses después pasaron a la incubadora de la Universidad Politécnica de Valencia, Co-Working Co-Crea-Te, en la que continúan trabajando.


Oblack

En un primer momento, los fundadores tenían pensado producir en España, pero se encontraron con el problema de que los fabricantes solo lo hacían en grandes cantidades y con productos propios de los proveedores, que realmente eran producidos en China. Por eso, decidieron ir directamente allí para “visitar empresas y escoger las mejores para producirlas”, explica Sena.


El modelo de negocio que sigue la empresa se basa en crear gorras que se vendan en colecciones exclusivas, basándose en las últimas tendencias en moda joven y urbana. La marca distribuye a través de su propia página web y Amazon. También cuentan con puntos de venta, que son intermediarios en Valencia, Barcelona, Madrid, Sevilla y Zaragoza.


El eslogan de Oblack, ‘No es lo que compras, es lo que recibes’, quiere resaltar que la con la adquisición de las gorras el consumidor tenga “una experiencia de compra única”, según palabras del mismo Sena.


Oblack es una marca que, actualmente, va dirigida a un público de entre 20 y 40 años, aunque la ambición de los tres jóvenes va mucho más allá. Quieren convertirse en líderes mundiales para todas las edades y estilos de moda. El precio de las gorras va desde 25 hasta 40 euros y ofrecen diferentes tipos de gorras, unas con un diseño más moderno, la trucker Origins Fosfit o Trucker Origins Black Orange, y gorras más clásicas, todas ellas ajustables tanto en el tamaño de la cabeza como la forma de la visera.


Los ingresos no son suficientes todavía para que los tres emprendedores cuenten con un sueldo, pero afirman que dos grupos de inversión y ya se han interesado en el proyecto. El objetivo es “tener más liquidez para financiar el crecimiento de la empresa ya que de los 22 modelos que tenemos, ocho están agotados y necesitamos fabricar más”, añade. Aunque, actualmente, en su página web constan 12 modelos agotados. 

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España