domingo, 27 de septiembre de 2020

El número de asesores en el Gobierno ha aumentado un 27% en tres años con la llegada de Sánchez

Informe de CIVIO que demuestra el uso del cargo de confianza como premio de consolación para los que no consiguieron escaño

@sueldospublicos

El número de eventuales, cargos de libre designación o asesores, ha ido creciendo en función de la composición del Gobierno en las últimas legislaturas. Mientras el equipo de Mariano Rajoy contaba con 565 eventuales y el Ejecutivo de la moción de censura de Pedro Sánchez, 677, ahora, el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos cuenta con 777 asesores.


Desde principios de 2019, que es cuando finalizó la legislatura iniciada por Rajoy en 2016, la contratación de asesores ha aumentado, aproximadamente, un 27%, según un trabajo de investigación de Civio, la organización sin ánimo de lucro que vela por la transparencia de las administraciones públicas. Recordemos que, como ya publicamos en este digital, los cuatro vicepresidentes del Gobierno pueden disponer de hasta 36 asesores en total, cuatro con rango de director general, y 32 de subdirector general. Además, ministros, secretarios de Estado, subsecretarios de Estado, secretarios generales, y jefes de Gabinete son puestos de libre designación para los que no es necesario ser funcionario. Para los puestos de director general, en teoría, sí es necesario ser funcionario, pero hay una excepción a la que se acogen todos los gobiernos para colocar a los suyos.


La posición de los políticos, tanto a nivel autonómico como nacional sobre la entrega de las listas del personal eventual, nunca ha seguido la línea de transparencia. El Ejecutivo de Rajoy y de Sánchez han puesto todo tipo de obstáculos para que este tipo de información no esté accesible a la ciudadanía.


Gobierno Sánchez

Parte del segundo Gobierno de Sánchez, con Felipe VI (Pool EP).


La sentencia del Tribunal Supremo de diciembre de 2019 aclaró que este listado con los nombres de las personas que trabajan en organismos públicos debe ser publicada, al no tratarse de secretos de Estado.


Por otra parte, se ha observado que, de los 777 eventuales incluidos en la lista, 234 ya se encontraban en la misma antes de llegar Sánchez a La Moncloa. De esta manera, la eventualidad que caracteriza su contratación queda en evidencia. Aún así cabe resaltar que la formación del gobierno de coalición ha supuesto una aparente renovación en los equipos de asesores. Así, el pasado 8 de enero, 207 personas entraron, pero muchos de ellos militantes de ambos partidos que no consiguieron escaños para entrar en las Cortes. Esta circunstancia también se da en las diputaciones provinciales, como ya demostramos en Sueldos Públicos: hasta un 35% de los asesores de estos entes estaban en las listas electorales municipales de 2015, pero no consiguieron acta de concejal. Y como premio de consolación, los partidos los ‘colocaron’ como cargos de confianza.


Como asesores para el presidente del Gobierno, se han observado la llegada de muchos excargos socialistas como alcaldes, candidatos y diputados. También, parte de estos nuevos funcionarios pertenecen a las Juventudes Socialistas de Madrid, o de distintos departamentos del PSOE como el de Administración y Finanzas.


En el Ministerio de Sanidad no ha habido cambios desde el comienzo de la crisis del coronavirus, aunque llama la atención que Salvador Illa tenga solo a una persona que es médico en el equipo de eventuales.


Por su parte, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y los ministros de Unidas Podemos también han integrado distintos asesores, algunos pertenecientes o ya no a Izquierda Unida. Yolanda Díaz ha formado un equipo de once asesores, en su mayoría gallegos y vinculados a Podemos. Y siguiendo el camino de Díaz, José Luis Escrivá ha mirado hacia Torrelodones -ciudad donde reside del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones- para contratar a su jefa de Gabinete (Elena Biurrum) o su director de Comunicación (Ángel Guirao).


Gran parte de los asesores actuales provienen de la anterior legislatura, en la que el PSOE era el único partido en el Gobierno y en los ministerios había en gran mayoría gente del propio partido. José Luis Ábalos fue el que más atención mediática recibió al respecto entre otras cosas, por el fichaje de su mujer, Carolina Perles, en el Ministerio de Cultura y Deportes como asesora de delegación. Aunque, según Civio, no aparece en la lista entregada por el Ejecutivo.

Los comunicadores, y especialmente los periodistas conforman un alto porcentaje de los asesores, por encima de los licenciados en Derecho o Ciencias Políticas. Y esto no solo se ha observado en el gobierno de Sánchez, sino también en el de Rajoy.


Todo esto demuestra, una vez más, que la figura del personal eventual se utiliza para poder contratar a gente ajena a la administración, incluso los expresidentes Zapatero, Aznar y Rajoy tienen fichados a dos asesores cada uno. Por ejemplo, Zapatero cuenta con su primo, que ya estuvo con él en la Presidencia o Rajoy tuvo a Pablo Casado en su equipo. Con todo, los nombrados a dedo siempre han sido necesarios para conformar los diferentes equipos de trabajo de confianza del político de turno.


Pese a que muchos nombres se han hecho públicos por el cargo que ocupan o por decisión propia de contarlo, continúa habiendo una gran cantidad de identidades que se desconocen porque los gobiernos no lo hacen público.


Puedes acceder al trabajo de Civio en este enlace

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España