viernes, 30 de octubre de 2020

Sánchez: camino de 31 meses en La Moncloa sin presupuestos propios, pero con 215.000 euros brutos más en su bolsillo

Es presidente del Gobierno desde el 2 de junio de 2018

@Andrea_pereez

El pasado 2 de junio se cumplieron dos años desde que Pedro Sánchez asumió la Presidencia del Gobierno de España tras la moción de censura a Mariano Rajoy. Son más de 24 meses viviendo en La Moncloa y dirigiendo un país con unos presupuestos prorrogados, ‘prestados’, los de 2018 del ministro ‘popular’ Cristóbal Montoro. Al final de 2020, Sánchez llevará 31 meses cobrando un sueldo público como presidente del Gobierno.


En los últimos meses, su Ejecutivo se ha tenido que enfrentar a la pandemia de la Covid-19 que ha dejado más de 28.300 fallecidos y unos 245.000 contagiados. Tras esto tendrá que gestionar la consecuente crisis económica, de nuevo, sin cuentas propias. Sin embargo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, está preparando las de 2021. Lo primero es presentar en Bruselas un techo de gasto creíble. Según El Mundo, fuentes cercanas a Sánchez les han asegurado que el que elabora Hacienda es “un presupuesto que nos da para tres años”. 


Cabe recordar que las cuentas del Partido Popular de 2018 van camino de culminar su tercer ejercicio en vigor este año. 2019 se convirtió en el primer año desde la restauración de la democracia en España que no tuvo unos Presupuestos Generales del Estado. En enero de ese año, Sánchez presentó en el Congreso de los Diputados una propuesta de presupuestos pactada con Unidas Podemos, pero no logró recabar los apoyos necesarios que provocaron el final de la legislatura y la convocatoria de elecciones en abril.


Los sueldos de Sánchez

Sánchez tiene un sueldo asignado de 84.845 euros en 12 pagas para 2020 tal y como está publicado en el BOE del 22 de enero. Son 7.070 euros al mes. No tiene derecho a pagas extraordinarias ni complemento de productividad. Además, es diputado por Madrid por lo que percibe la indemnización libre de impuestos. Son 14 pagas anuales de 935 euros, pese a que vive en el Palacio de La Moncloa con todos los gastos pagados. Según el Portal de la Transparencia del Gobierno, el presidente cobró 47.097 euros entre junio y diciembre de 2018. Sánchez ingresó 83.080 euros en 2019. En total,  percibirá 215.022 euros a finales de 2020 por ocupar el puesto casi 31 meses. Si la presente legislatura dura cuatro años completos y permanece en el cargo 48 meses, podría ingresar casi 340.000 euros. (Dato aproximado sin tener en cuenta posibles subidas anuales de sueldo).


Pedro Sánchez sueldos publicos

Sánchez, en su sillón del hemiciclo del Congreso (El Economista).


En junio de 2019, Sueldos Públicos se hizo eco del sueldo que el PSOE pagaba a Sánchez. Entre enero y mayo de 2018, recibió 30.261 euros netos del partido por su cargo de secretario general del partido. En junio de 2017, este digital publicó que Sánchez ganaría 4.134 euros netos al mes en su segunda etapa como secretario general del PSOE. Según indicaban fuentes de Ferraz, lo percibiría en 14 pagas, y su salario ascendería a 57.876 euros netos anuales que abonaría totalmente el PSOE ya que Sánchez no ocupaba ningún cargo público electo entonces. En junio y diciembre, sería el doble, 8.168 euros. Su salario bruto era de 94.923 euros según publicó Europa Press en noviembre de 2017.


En su primera etapa al frente del partido, su sueldo era de 4.443 euros netos al mes, que se dividían entre los 2.025 euros netos del Congreso, los 870 euros libres de impuestos y los 1.547 euros netos que le pagaba el Grupo Parlamentario Socialista por ser su presidente. De esa cantidad, Sánchez donaba 420 euros al mes a la formación, por lo que ingresaba en su cuenta, cada mes, algo más de 4.023 euros netos al mes. Estos datos son de la versión anterior del Portal de Transparencia de la página web del PSOE. Ahora ya no ofrecen este tipo de información. En 2016, Sánchez dejó su acta de diputado y cobró por ello una indemnización de 11.252 euros.


Entre 2004 y 2009 fue concejal en el Ayuntamiento de Madrid. Actualmente el sueldo de un edil de este consistorio ronda los 5.607 euros mensuales y los 6.636 euros para los portavoces de los grupos políticos, según el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid.

En el perfil de Sánchez en la web del Congreso aparece su declaración de bienes y rentas fechada en noviembre de 2019. En ella declara que percibió 30.261 euros del PSOE entre enero y mayo de 2018; 35.299 euros como presidente del Gobierno entre junio y diciembre del mismo año; 294 euros en concepto de “dividendos y otros”; 13.871 euros de arrendamientos de inmuebles; y 16.666 euros de derechos de autor. Pagó 34.709 euros de IRPF en 2018.


Sánchez es propietario de dos viviendas en Madrid de 1992 y 2008 en régimen de compraventa de 100% y 50% respectivamente; y de dos plazas de garaje también en la capital de 1992 y 2008 con el mismo régimen. En tres cuentas corrientes de diferentes entidades bancarias tiene 43.956 euros y declara un plan de pensiones de 104.091 euros.


El presidente tiene acciones cotizadas en bolsa a fecha de 16 de octubre de 2019 valoradas en 5.792 euros. También cuenta con un microcrédito al PSOE de 2.000 euros. Finalmente, en cuanto a las deudas declara un préstamo hipotecario concedido en 2008 que está valorado en 159.300 euros y del que le queda por abonar 84.242 euros.


Elegido secretario general en dos ocasiones

Pedro Sánchez Pérez-Castejón nació en Madrid en 1972. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el Real Centro Universitario María Cristina de El Escorial y doctor en Economía y Empresa por la Universidad Camilo José Cela. Además, cursó un máster en Política Económica de la Unión Europea por la Universidad Libre de Bruselas y un Programa de Liderazgo para la Gestión Pública por la escuela de negocios IESE - Universidad de Navarra.


Trabajó como asesor en el Parlamento Europeo de la socialista Bárbara Dührkop con solo 26 años. Más tarde, fue miembro del gabinete del alto representante de Naciones Unidas en Bosnia, Carlos Westendorp, durante la guerra de Kosovo. En 2003 fue en la lista del PSOE a las elecciones municipales de Madrid, pero no consiguió el acta de concejal. Tuvo que esperar un año, cuando renunció al puesto Elena Arnedo.


Entre 2004 y 2009 formó parte de la Asamblea General de Caja Madrid como representante del consistorio de la capital. Revalidó su acta de concejal en las elecciones de 2007. En las elecciones generales de 2008 formó parte de la candidatura socialista por la circunscripción de Madrid, pero no obtuvo escaño. Entre ese año y 2013, Sánchez fue profesor asociado en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Empresariales de la Universidad Camilo José Cela.


Después de la renuncia de Pedro Solbes ocupó su escaño en el Congreso en 2009 y abandonó su cargo como concejal en el consistorio madrileño. En las elecciones generales de 2011 ocupó el undécimo puesto en la lista del PSOE por Madrid y tampoco consiguió escaño. Sánchez trabajó en la OCU, de asesor de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE y como autónomo en una consultora. En enero de 2013 volvió al Congreso tras la renuncia de Cristina Narbona. Tras la presentación de su libro La nueva diplomacia económica española en diciembre de 2013, su nombre empezó a sonar como candidato a secretario general del PSOE ya que acudieron numerosos dirigentes socialistas como Ramón Jáuregui, Elena Valenciano o José Blanco, entre otros. 


A principios de 2014, Sánchez se postuló como uno de los candidatos a la secretaria general. Después de la dimisión de Alfredo Pérez Rubalcaba se anunció que se elegiría al nuevo secretario general mediante una votación directa entre los militantes. En junio, Sánchez anunció su candidatura y fue proclamado candidato por el PSOE al conseguir más avales que Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. Se convirtió oficialmente en el sucesor de Rubalcaba en julio de 2014.


En las elecciones generales de diciembre de 2015, el PSOE fue segunda fuerza política en número de diputados, pero Sánchez fue propuesto por el Rey Felipe VI como candidato a ser investido presidente del Gobierno. En febrero, el partido socialista alcanzó un acuerdo con Ciudadanos. La investidura fue rechazada en marzo. En las elecciones de junio, volvió a ser candidato y el PSOE obtuvo su mínimo histórico. Tras el pacto del PP con Ciudadanos para la investidura de Mariano Rajoy, manifestó su voto negativo y negó su abstención.


Sánchez tuvo que enfrentarse a una crisis interna en su partido después de que en septiembre de 2016 Antonio Padras, secretario de Política Federal del PSOE, presentara en Ferraz la dimisión en bloque de 17 miembros de la Ejecutiva Federal. El 1 de octubre, Sánchez presentó su dimisión como secretario general del PSOE. Días después, también entregó su acta de diputado horas antes de la investidura de Rajoy donde el PSOE se abstuvo. En enero de 2017, Sánchez anunció su candidatura de nuevo a la Secretaría General del partido para las primarias de mayo.


El presidente acabó siendo reelegido como secretario general frente a Susana Díaz y Patxi López. En mayo de 2018, el PSOE presentó en sede parlamentaria una moción de censura contra Rajoy presentando a Sánchez como candidato a la presidencia del Gobierno. El 1 de junio la moción salió adelante y al día siguiente fue proclamado presidente. Después del rechazo de la Cámara Baja a los presupuestos del 2019, Sánchez convocó elecciones para abril de ese año y después de no conseguir formar gobierno, pese a ser primera fuerza política, se repitieron los comicios en noviembre. Durante meses, como ya le ocurriera a Rajoy, fue un presidente en funciones. Esta vez, Sánchez anunció, junto con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, un acuerdo de Gobierno. Sigue gobernando y cobrando un sueldo público gestionando un presupuesto prorrogado del principal partido de la oposición.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España