domingo, 07 de junio de 2020

El jefe de Prensa de la Generalitat de Cataluña que anima a la guerra civil cobrará 5.000 euros brutos este mes y 10.000, en junio

Joan María Piqué es el responsable de la Oficina de Comunicación del Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña y ha sido noticia por un mensaje polémico en Twitter

@carlestorrijos

Joan María Piqué Fernández ocupa un cargo “eventual” según la página web de la Generalitat de Cataluña desde el 26 de septiembre de 2019. También se les llama puesto de libre designación o remoción o cargo de confianza. Los elige “a dedo” el político de turno para configurar su equipo de trabajo más cercano y es legítimo. Hay veces que se cuenta para ello con funcionarios con experiencia en la Administración Pública, que pasan a estar en excedencia y que tras cesar vuelven a su puesto. En otras ocasiones, el político recurre a personal cualificado de la empresa privada, con experiencia. Es lo lógico.


Estas dos opciones son las que deberían ser “normales”. Todo chirría cuando se acaba ‘fichando’ a personal del partido, cuyo mérito es ser afiliado y haber medrado en el aparato orgánico de la formación. O recién licenciados, sin un trabajo previo, ni bagaje en el negocio familiar o haber preparado unas oposiciones. En ocasiones, se nombran como cargos de confianza a personas que iban en las listas electorales pero que no salieron elegidas y, como premio de consolación, se colocan de asesores para garantizarles un sueldo. Esto pasa con frecuencia en las diputaciones provinciales. Pero como asesores, solo sirven para almorzar y leer el periódico.


Hay otra vía: caer en gracia a tus superiores e ir rebotando de institución pública en institución pública, de despacho en despacho, de consejería en consejería, encadenando ceses y nombramientos ya sea a las órdenes de Artur Mas, Carles Puigdemont o Miquel Buch. En este caso, Piqué es el actual responsable de la Oficina de Comunicación del Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña, un área dirigida por Buch, un antiguo portero de discoteca, jefe político de los Mossos d´Esquadra y cuyo sueldo público puedes consultar aquí.

Joan Maria Pique

Piqué, en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona.


Piqué, reconocido independentista y muy activo en la redes sociales, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra. Algunas informaciones publicadas señalan que tiene lazos con el Opus Dei. Este fin de semanaha sido noticia, y tendencia en la red social Twitter, por un mensaje polémico que publicó en su cuenta y al poco tiempo borró en el que alentaba, con un cartel bélico de 1808 y 1936, a secundar un nuevo levantamiento de armas para provocar otro conflicto armado entre españoles que abocara en la independencia de Cataluña.


Concretamente, publicó un cartel del bando republicano durante la Guerra Civil que hacía referencia al levantamiento popular contra las tropas napoleónicas de 1808 y que era utilizado para responder al golpe de estado del general Franco de 1936. Así, en la ilustración aparecen unas manos con un fusil y una frase sobre el fondo de la bandera republicana: “de nuevo por nuestra independencia”. La aportación personal de Piqué -con polémica y borrado- fue hacer público su comentario: “Quizás es un enfoque que aún no hemos pensado y funcionaría”. Piqué suprimió el tweet argumentando que no se había dado cuenta de que aparecía un arma en el cartel.


Casi 70.000 euros brutos anuales

Piqué tiene un sueldo público asignado como jefe de Prensa de la Consejería de Interior de 69.979 euros brutos anuales. Casi 70.000 euros en 14 pagas de 4.998 euros. En definitiva, 5.000 euros al mes y en junio, con la extra de verano, el doble, 10.000 euros. Desconocemos si dona un porcentaje de su sueldo al PdCAT y si abona una cuota de afiliado. El Código de Transparencia del partido sólo indica que los cargos públicos vinculados al partido “tienen la obligación de contribuir al sostenimiento de las finanzas del partido, en proporción a sus ingresos, según los baremos fijados”.


Cartel piqué

Tweet de Piqué.


En otro documento, el Reglamento del Régimen Económico y Financiero, se explica varias veces que están obligados a aportar un porcentaje según unas tablas de escalado o tramos que aprueba el Consell Nacional del Partido Demòcrata. El Reglamento, con fecha de 5 de octubre de 2019, señala que mientras no se aprueben estas normas “seguirán realizando una aportación económica lineal del 4%”. Cabe matizar que Piqué es eventual, no es cargo electo.


El sueldo de Piqué es superior al de decenas de consejeros autonómicos. Incluso gana más que el presidente regional que menos cobra de toda España. Miguel Ángel Revilla preside el gobierno de Cantabria y cobró 61.793 euros en 2019. Por otro lado, la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, cobra 61.205 euros. Su sueldo también es superior al de decenas de alcaldes de capitales de provincia. Su remuneración también supera la asignada a un ministro del Gobierno de España en 2015, casi 69.000 euros.


Cuando Artur Mas fue presidente de la Generalitat (2010-2016), Pique llegó a ser su jefe de Prensa. Actualmente, ese cargo eventual está retribuido con 79.917 euros anuales, más que un vicepresidente del Gobierno (79.749 euros) y que un ministro (74.859 euros). No hay que confundir este puesto con los altos cargos de secretario de Comunicación del Govern y Medios de Comunicación de Presidencia de la Generalitat (91.242 euros) y el de director general de Comunicación del Govern (87.456 euros). En los dos casos, es una retribución más elevada que la asignación para el presidente del Gobierno de España, que en 2020 cobrará 84.845 euros en 12 pagas de 7.070 euros. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, unos 152.000 euros. 


Cuando la CUP derrocó a Mas por la galopante corrupción de una parte del nacionalismo pujolista catalán, Piqué acabó asumiendo otro cargo de libre designación, ganándose, de nuevo, el favor de la cúpula del poder. Así, se responsabilizó del Programa Internacional de Comunicación y Relaciones Públicas Eugeni Xammar. Además, durante el exilio de Puigdemont tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, llevó a cabo tareas de prensa para que los medios internacionales se hicieran eco de lo que pasaba en Cataluña. 


En este sentido, un informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF) mencionó a Piqué por sus intentos de intoxicar a los periodistas. En 2017 era el responsable de Comunicación exterior de la Generalitat y solo tres días antes del referéndum, el 28 de septiembre, el documento señalaba que Piqué usaba la lista de distribución de Whatsapp para corresponsables para enviarles artículos, vídeos y datos con “fuerte sesgo político”.


Noticias relacionadas

El procés y sueldos públicos

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España