jueves, 22 de octubre de 2020

Fontaneros y cerrajeros baratos en tiempos de crisis

¿A quién llama La Moncloa cuando se produce una fuga o una puerta se bloquea?

El estado de alarma motivado por la pandemia de la Covid-19 ha confinado a todos los españoles en sus casas, salvo para ir al trabajo o hacer las compras necesarias. Miles de personas han perdido su empleo y los más afortunados pueden mantener sus ingresos gracias al teletrabajo. Esto ha supuesto un desplome histórico de la demanda y la producción. Es como si la economía se hubiera paralizado súbitamente provocando una crisis económica sin precedentes cuya magnitud, actualmente, es incalculable. ¿Parón para todos? Profesionales como fontaneros y cerrajeros siguen al pie del cañón 24 horas al día.


Actualmente,  el malestar de la ciudadanía va creciendo a medida que pasan las semanas de confinamiento y son decenas las iniciativas y peticiones formuladas para que nuestros políticos también arrimen el hombro y donen una parte de sus jugosos sueldos públicos para comprar material sanitario que proteja a nuestros médicos, enfermeros, celadores, policías y bomberos.


El cabreo también es palpable entre los trabajadores autónomos. Son cerca de 3,2 millones de cotizantes en España, que generan riqueza, puestos de trabajo y que actúan como recaudadores de impuestos para las diferentes administraciones públicas con sus declaraciones trimestrales de IVA o los empresarios, cuando tienen que presentar cuentas y liquidar el Impuesto de Sociedades. Así, pese a que el Gobierno central, los autonómicos y cientos de ayuntamientos han puesto en marcha medidas para paliar el parón de la economía, algunos sectores seguirán 'congelados', como la restauración y la hostelería. Sin embargo, otros, como los relacionados con reparaciones y averías en el hogar, siguen abiertos las 24 horas.


Cerradura lince


En este sentido, con el actual confinamiento, pasamos más horas en casa, gastamos más los electrodomésticos, el agua, la calefacción o la conexión de wifi. Esto puede provocar un deterioro acelerado de nuestras instalaciones: enchufes, grifos, cañerías, puertas y armarios. ¿A quién crees que llama La Moncloa cuando se produce una fuga de agua o una puerta blindada se bloquea? ¿A quién crees que llaman nuestros diputados y senadores en caso de que se les rompa un latiguillo de la cocina y se les inunde la casa?


Según un informe del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de 2015, las provincias que aglutinan el mayor número de contratos firmados de fontanero son Madrid, con el 11% del total, Islas Baleares, con el 7%, Sevilla con un 6% y Valencia con un 5%. El estudio también refleja que el 85% de los profesionales hizo jornada completa y solo el 15%, parcial.


En tiempos de crisis, un servicio seguro y barato siempre es un salvavidas. Por ejemplo, si vives en la tercera ciudad más poblada de España puedes usar un motor de búsqueda en Internet con las palabras fontaneros Valencia o cerrajeros Valencia y contratar a los mejores profesionales del sector con una simple llamada telefónica.


Estamos hablando de desplazamientos para arreglar fugas de agua, sacar aire termo eléctrico, goteos en el wáter, desatascar una ducha o un fregadero, mantenimiento de radiadores, humedades en las paredes. Pueden llegar en 35 minutos y la disponibilidad es de 24 horas al día.


Si la solución a tus problemas la buscas en un cerrajero, este podrá instalar un nuevo bombín en tu casa, reparar alarmas, renovar equipos, volver a ubicar cerraduras y hacer duplicados de llave. Además, también instalan mirillas digitales, cerraduras electrónicas y de otro tipo como: multipunto, tubulares, de sobreponer, invisibles, cilíndricas, con huella digital, con código, para cajones, antipánico, antirrobo, con mando a distancia, biométricas y antibumping, entre otras.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España