miércoles, 13 de noviembre de 2019

Un Mosso d'Esquadra en prácticas cobrará 34.000 euros brutos este año

En 2018, el cuerpo policial catalán tenía en nómina a 16.450 empleados

@BlascoDamaso

Este miércoles, 23 de octubre, a partir de las 10 de la mañana, está previsto que se debata en el Pleno del Parlament de Cataluña un decreto ley por el que se autoriza la creación de 750 plazas del Cuerpo de Mossos d'Esquadra y de 250 plazas del Cuerpo de Bomberos de la Generalitat de Cataluña. Actualmente, el conseller de Interior, Miquel Buch es el máximo responsable político del cuerpo policial autonómico, cuyo sueldo y datos biográficos puedes consultar en este enlace.


En 2018, los Mossos tenían en nómina a 16.450 empleados: 12.961 hombres y 3.489 mujeres, según el Instituto de Estadística de Cataluña. La seguridad vial, el orden público, la investigación criminal y la policía administrativa son algunas de las funciones del Cuerpo. Las han adoptado paulatinamente desde 1983, cuando se creó la policía autonómica. Sin embargo, el nombre del cuerpo existe desde el siglo XVIII y sus competencias han ido variando a lo largo de los años.


Para ser un mosso, la “Policia de la Generalitat” explica en un documento corporativo público que la primera fase consiste en una serie de pruebas físicas, culturales, médicas y psicotécnicas que se llevan a cabo desde la Dirección General de Seguridad Ciudadana. La segunda fase consta de un curso de nueve meses de formación básica con carácter excluyente. Finalmente, los aspirantes inician un periodo de prueba de 12 meses para adquirir conocimientos especializados antes de entrar en el cuerpo.


Mossos d esquadra

Agentes de los Mossos. (El Economista).


Durante este último periodo, los aspirantes a mosso cobran 10.491 euros brutos anuales. Son 764 euros mensuales. Además, los mossos en prácticas perciben un sueldo de 33.955 euros brutos, 2.440 euros al mes, según las tablas salariales de este año, que incluyen la aplicación del incremento del 2,25% establecido por el Decreto Ley 3/2019 de 22 de enero, sobre el incremento retributivo para 2019 y la recuperación parcial del importe de la paga extraordinaria de 2013 para el personal del sector público de la Generalitat de Cataluña.


Según el Instituto Nacional de Estadística, el sueldo medio de un español fue de 23.646 euros en 2017, pero el más frecuente fue de 17.482 euros. Un mosso en prácticas cobra unos 10.000 euros más que el español medio y sus ingresos casi doblan el sueldo que más se repite en España.


El documento de los Mossos detalla que un Major B, de nivel 30 percibe 89.029 euros y el Major A, 84.802 euros entre el sueldo, el complemento de destino y el complemento específico. El primero cobra 6.424 euros al mes y el segundo, 6.122. Los comisarios C, B, A y comisario base, con nivel 29, ingresan entre 68.387 euros y 83.320. El presidente del Gobierno de España cobra 83.000 euros en 12 pagas de casi 7.000 euros cada una. Un ministro, unos 6.100 euros al mes, 73.211 euros anuales.



Por su parte, los intendentes C, B, A e intendente base, de nivel 27, tienen asignado este año unas remuneraciones que oscilan entre los 61.667 euros y los 73.139 euros. El sueldo de los inspectores no baja de los 50.000 euros y puede superar los 61.300 anuales. Las diferentes categorías de sargentos ingresan entre 44.307 euros y casi 51.900 euros. Los cabos, entre 40.330 euros y casi 44.900 euros anuales. Los mossos (agentes), 1, 2, 3 y 4, con nivel 14, ingresan 35.829; 37.326; 38.888 y 40.387 euros anuales, respectivamente. Así, el año pasado había un major, 21 comisarios, 47 intendentes, 131 inspectores, 376 subinspectores, 915 sargentos, 2.573 cabos y 12.386 agentes.


Las condiciones del cuerpo dividen estos sueldos entre 14 pagas y media anuales. También cuentan con 40 días libres al año, 10 de ellos destinados a asuntos propios y otros 30 de vacaciones. Existe la posibilidad de excedencias y de aumentos salariales por antigüedad, trienios, además de la promoción interna propia de un cuerpo de seguridad.


Diferencias

Los sueldos de los Mossos d’Esquadra superan en la mayoría de puestos a los de la Policía Nacional o la Guardia Civil. Por ejemplo, el jefe central de la Policía Nacional ingresa algo más de 96.500 euros anuales. El teniente general de la Guardia Civil, 98.443. Estos sueldos superan en unos siete mil y nueve mil euros, respectivamente, al del cargo equivalente en el cuerpo de los Mossos, ostentado por el major Lluís Trapero Álvarez. En los puestos más bajos de los tres cuerpos, la diferencia es de unos 5.000 y 7.000 (Policía Nacional y Guardia Civil respectivamente).


Los capitanes de la Guardia Civil cobran casi 51.000 euros anuales, los Inspectores Jefes de la Policía Nacional, 49.482 frente a los 56.075 euros que reciben los inspectores de los Mossos. En 2017, el director general de la Policía cobró 120.209 euros y el director general de la Guardia Civil, con 10 trienios, 127.329 euros, según el Portal de la Transparencia del Gobierno. En 2018, tras la moción de censura, hubo ‘baile’ de nombres y cambios porque ocuparon cada puesto dos personas diferentes. En enero de 2020, previsiblemente, conoceremos los datos exactos de las remuneraciones de este año.  


Según fuentes de la Oficina de Comunicación de los Mossos d’Esquadra, consultadas por este digital, pese a la aparente confusión, el major Trapero no ha cesado en el cargo. Con todo, el comisario jefe de los Mossos es, desde junio, Eduard Sallent, por decisión del conseller Miquel Buch. Actualmente, se espera la sentencia por el supuesto delito de sedición de Trapero. Esto podría acabar con su carrera. Trapero siguió manteniendo el rango de major tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución porque le corresponde dentro de la escala de los Mossos. No es un cargo político. Las fuentes consultadas no han podido facilitarnos el número exacto de agentes en prácticas durante este año.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España