domingo, 26 de mayo de 2019

Los comunicados del PP, ¿un nuevo género periodístico?

El partido de Rajoy acumula varios meses de desmentidos por asuntos turbios

@sueldospublicos

Desde Bárcenas a Blesa, han pasado cinco meses. Durante ese tiempo, el desayuno, el almuerzo y más de una comida han sido de digestión difícil en el Partido Popular. Su dirección acumula varios ejemplos de cómo desmentir, con reflejos o no, con prisas e improvisación, las informaciones aparecidas en los medios de comunicación. La fórmula, el comunicado, que es como un mensaje en tele de plasma pero en papel. No hay preguntas, no hay opción de réplica. No es una nota de prensa al uso. Es un documento aclaratorio sobre algo que dicen otros que afecta al partido, a su credibilidad, a su imagen y a lo que sea.

Podríamos definirlo como la típica nota que se cuelga en un tablón de anuncios donde el partido publica cosas. La web sirve para eso. Pero el comunicado no lo saca por gusto. En la Facultad se estudian los géneros periodísticos. A saber, la noticia, el reportaje, la entrevista, la crónica, el artículo de opinión, el editorial,... por ejemplo. En los gabinetes de prensa es básico la nota o el comunicado de prensa. Los partidos lo emplean a diario. Es una herramienta de trabajo fundamental para transmitir la acción del partido y sus mensajes. Pero el uso que lleva haciendo el PP desde hace algunos meses ha abierto una brecha.

Los comunicados últimos del PP están relacionados con asuntos turbios de sus cuentas y el tono es tajante a la hora de desmentir las informaciones de otros colegas de la profesión. La estrategia es lanzar cuanto antes el mensaje, que las agencias y los digitales lo reboten y las redes sociales amortiguen el primer golpe. A media mañana queda todo desmentido. Para la hora del telediario, el titular ya no es el dato escandaloso, es el comunicado del partido. Al día siguiente, como más calma, el titular de la prensa de papel puede quedar diluido a páginas interiores según el posicionamiento de la empresa editorial. Asunto solucionado.

Con todo, el comunicado es como hablar con una pared. Puedes escuchar algo, el eco. Eso sí, siempre será en directo, jamás en diferido. Ponemos cuatro ejemplos.

Comunicado del Partido Popular sobre las informaciones aparecidas en el diario El País (31 de enero de 2013)

Ante las informaciones publicadas en el día de hoy por  el diario el País, el Partido Popular insiste en que las retribuciones a los cargos y personal del partido se ha realizado siempre conforme a la legalidad y cumpliendo las obligaciones tributarias correspondientes. Niega, por tanto, el pago sistemático a personas concretas de retribuciones distintas de las incluidas en las nóminas mensuales con sus correspondientes retenciones fiscales y a la Seguridad Social

El Partido Popular desconoce los apuntes manuscritos publicados y su contenido, que no puede reconocerse, en ningún caso, como contabilidad de esta  formación política.

No hay “contabilidad oculta” del Partido Popular. La contabilidad del Partido Popular a lo largo de todos estos años se ha venido haciendo en los términos previstos por la legislación de partidos políticos y ha sido sometida a la fiscalización del Tribunal de Cuentas.  A pesar de esto, el Partido Popular ha puesto en marcha una auditoria, interna y externa  de sus cuentas, cuyos resultados se conocerán en breve.

Hemos dado instrucciones a nuestra Asesoría Jurídica para el análisis de las informaciones publicadas y estudio de las actuaciones que proceda ejercitar

Comunicado del Partido Popular sobre las últimas informaciones publicadas en relación a Luis Bárcenas. (13 de febrero de 2013)

El Partido Popular informa:

Que en el año 2010 el Sr. Bárcenas Gutiérrez solicitó la reincorporación a su puesto de trabajo en las oficinas centrales del PP, por haber finalizado la excedencia forzosa que tenía concedida en razón de su escaño de Senador al cual había renunciado. Anteriormente se había producido su renuncia al puesto de Tesorero.

El Partido Popular manifestó su decisión de no reintegrar al Sr. Bárcenas a su puesto de trabajo reconociendo en consecuencia, a los efectos de lo previsto en el artículo 56 de Estatuto de los Trabajadores, una indemnización por la resolución del contrato de trabajo.

Ambas partes acordaron que la indemnización procedente se abonara en diferido mediante un pago mensual hasta diciembre de 2012, con el abono por parte de la empresa de las cotizaciones sociales durante el período de abono del citado finiquito.

Con la percepción de esta indemnización se consideró saldado y finiquitado por toda clase de conceptos, el contrato de trabajo que unía a ambas partes, no realizando el Sr. Bárcenas ningún trabajo desde aquel momento para el Partido Popular.

Las declaraciones de Pío García Escudero y Eugenio Nasarre ante el juez confirman la legalidad del sistema de retribuciones de los cargos del Partido Popular. (21 de mayo de 2013)

Dicho sistema de retribuciones se ha explicado ampliamente en distintas ocasiones:

- en un comunicado del PP el 31 de enero de 2013;
- en posterior rueda de prensa de la secretaria general, Mª Dolores Cospedal el mismo día;
- en rueda de prensa del vicesecretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano en la sede del PP el 29 de abril de 2013;
- en el Informe sobre la Investigación interna realizada acerca del funcionamiento de la sede nacional del Partido Popular, de fecha 2 de febrero de 2013 publicado en la página web del PP en el enlace Cuentas Anuales.

Dicho Informe señala en su página 5, III (c), tres diferentes sistemas de retribución de los cargos del partido entre los años 1995 y 2012:

1. Los que reciben su retribución íntegramente del Partido y no reciben ninguna otra como consecuencia de su pertenencia a algún órgano del Estado y tienen la consideración de empleados del partido con un salario ordinario con su correspondiente cotización a la Seguridad Social y retención de IRPF.

2. Los que no tienen la consideración de empleados del partido pero que, como consecuencia de su dedicación a los órganos de gobierno y dirección del partido reciben un complemento que se abona en concepto de "gastos de representación" y tiene su correspondiente retención de IRPF. Dichas cantidades están homologadas en función de la responsabilidad que desempeñan.

3. Los cargos del partido que, ejerciendo una función en la dirección del partido, forman parte de un Gobierno. En este caso no perciben las retribuciones del partido.

En consecuencia, todos los dirigentes y empleados del PP, que reciben retribuciones en una nómina mensual a través de transferencia bancaria, perfectamente legal y con sus correspondientes retenciones.

Ningún partido se ha sometido a un proceso de transparencia como el Partido Popular, que ha realizado una auditoría interna cuyas conclusiones están publicadas en la página web de fácil acceso para todos.

Así mismo, las cuentas del partido son auditadas por el Tribunal de Cuentas y las conclusiones de dichos Informes están publicadas en la página web del dicho tribunal.

Finalmente, la contabilidad del partido, que aún no ha sido sometida a la auditoría del Tribunal de Cuentas, correspondiente a los años 2009, 2010 y 2011 está también publicada en la página web del partido.

El PP observa con indignación distintas informaciones que, lejos de explicar el sistema de retribuciones, legal y transparente, buscan perjudicar al partido y sus dirigentes.

El Partido Popular defiende la transparencia con todas las consecuencias. Hoy es la única formación política que ha puesto a disposición de la sociedad sus cuentas al mínimo detalle.

El Partido Popular niega haber pagado a Miguel Blesa medio millón de euros, tal y como publica un medio de comunicación. (23 de mayo de 2013)

El Partido Popular niega haber pagado a Miguel Blesa medio millón de euros, tal y como publica un medio de comunicación. En la contabilidad del Partido Popular únicamente figura un pago a Miguel Blesa por un trabajo de asesoría profesional en el año 1994 por un importe cercano a 9.000 euros, muy alejado de la cifra que se ha publicado.

La información publicada proviene de una filtración del sumario que se sigue ante la Audiencia Nacional –que, según la ley, ha de ser secreta-  y que corresponde a unos documentos procedentes del sumario analizados parcialmente.

Como consecuencia del pago a Blesa del año 94 anteriormente citado, se creó un apunte contable con su nombre y con su correspondiente número, 410069. A partir de ese momento, en dicho apunte se fueron anotando saldos de distintos acreedores de todas las sedes del PP de España.

El apunte comprende, por tanto, sumas agregadas de muchos proveedores distintos que tienen el mismo número contable y corresponden a distintas provincias. Si bien, del listado de todo el partido, sólo sale el nombre del primer acreedor, que dio nombre a la cuenta en la sede central en el año 94, independientemente de que ese acreedor haya tenido operaciones posteriores.

En la información remitida al Tribunal de Cuentas aparecen la totalidad de los proveedores que se incluyen en el apunte 410069, que –por error- se han imputado a Miguel Blesa, por ser el primero de los muchos nombres incluidos en el apunte.

Como hemos dicho, el único pago que figura en la contabilidad del PP a nombre de Miguel Blesa corresponde a un servicio de asesoramiento profesional del año 1994, dos años antes de que fuera nombrado presidente de Caja Madrid, y que da origen al nombre del apunte.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España