martes, 17 de septiembre de 2019

Las Comunidades recaudaron un 10% menos de lo previsto en 2012, pese a las subidas fiscales

IVA, Transmisiones Patrimoniales, AJD y desinversiones no cumplieron expectativas

@ines_calderon

En vista de que su previsión de ingresos no se cumplía, las comunidades autónomas tuvieron que realizar más recortes de los inicialmente previstos. Según los datos del Ministerio de Hacienda, los gobiernos regionales cerraron con un déficit del 1,73% del Producto Interior Bruto (PIB), cuatro décimas más de lo previsto, pero la cifra podría haber sido aún peor de no haber declarados no disponibles 5.002 millones de euros. 

En total, las autonomías registraron unos ingresos no financieros de 124.000 millones de euros, es decir, 14.830 millones menos de lo que contemplaban los diecisiete presupuestos. Esto supone una desviación de casi un 10% respecto a la estimación de recaudación anunciada por las comunidades.

Son varias las causas que explican esta diferencia. En primer lugar, el IVA ingresó 4.072 millones de euros menos de lo previsto, a pesar de la subida del tributo a partir de septiembre. Tampoco los dos gravámenes más vinculados al sector inmobiliario, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, cumplieron las expectativas, ya que se quedaron a 1.700 millones de la previsión de recaudación.

Aunque cuantitativamente fue menos importante, la desviación de ingresos por las desinversiones previstas supuso una merma de ingresos de otros 1.101 millones de euros. De los más de 1.300 millones estimados por la venta de activos (inmuebles y coches oficiales, entre otros), se recaudaron 262, menos de una quinta parte de lo estimado.

El gasto cae. ¿Por qué?

Por su parte, el gasto autonómico sumó otros 150.000 millones de euros en 2012, el 0,30% menos que un año antes. La supresión de una de las pagas extras ayudó a contener los pagos, ya que el capítulo dedicado a los salarios del personal se redujo un 8%. También fue notable el castigo que sufrió la inversión, con un tijeretazo del 13,4% respecto al ejercicio anterior.

Por el contrario, hubo dos capítulos cuyos desembolsos crecieron con fuerza, uno por lógica y otro por sorpresa. El primero fue la deuda, que costó 6.288 millones a las comunidades, el 37,44% más que en 2011. El sorpresivo fue el gasto corriente, que no sólo creció un 28% interanual, sino que superó en un 31% la previsión realizada a principio de año.

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España