sábado, 17 de agosto de 2019

Los gastos de los españoles en verano

Un 51% de los ingresos se destinan al descanso estival y la mayoría opta por viajes nacionales

Que en verano se gasta más es un hecho. Ya no solo son los costes de las vacaciones, que implican pagar desplazamientos, alojamientos, comidas, cenas o hasta regalos para los amigos y familiares. El buen tiempo es motivo para salir a comer, cenar o tomar un aperitivo en la terraza habitual o, si es delante del mar, normalmente más caro, mejor. También llegan las rebajas y, aunque la ropa sea más barata, siempre se acaba comprando más. Incluso se opta por las prendas de la nueva colección que no están rebajadas.


No obstante, miles de familias tienen que acabar pidiendo un préstamo para poder permitirse unas vacaciones y 'estirar' el sueldo o simplemente para afrontar la cuesta de septiembre, especialmente los que tienen hijos. Para ello, hay plataformas online como yumbrel.es que facilitan la tarea.


Los españoles estamos a la cabeza de Europa en el gasto durante las vacaciones de verano, según el Barómetro de Verano 2019 realizado por Ferratum. Destinamos el 51% del ingreso disponible en el hogar a las vacaciones estivales, frente al 34% de la media europea. En junio, Kelisto.es apuntaba que este verano el 60% de los españoles (28 millones) saldría de vacaciones y que el gasto medio sería de 1.789 euros por persona, un 10% más que en el verano de 2018. La mayoría gasta su presupuesto vacacional en viajes nacionales (15%), seguido de las actividades familiares (12%) y las actividades de verano (12%).


Playa


Al preferir los viajes nacionales, los españoles también prefieren el coche como medio de transporte para viajar. Las razones son la comodidad, la libertad y el ahorro económico a la hora de compartir gastos. Así, la DGT estimaba para este verano 90 millones de desplazamientos por carretera, 1,5 millones más que el año pasado.


¿Cómo se puede aprovechar al máximo el presupuesto y ahorrar durante las vacaciones? Es la pregunta que se plantean muchos ciudadanos y, con frecuencia, acaban siendo incapaces de hacerlo. Por ejemplo, para ahorrar en los desplazamientos por carretera, una de las claves es evitar los peajes. Otra opción añadida es el alquiler de vehículos, muy de moda. La mayoría de las tarifas acaban saliendo más baratas que simplemente llenar el depósito del coche propio, además de viajar en un vehículo mucho más nuevo y con todo en regla. En este aspecto, hay que evitar, una vez en el destino, desplazarse en coche, porque se añade otro gasto: los parkings. Para ello, mejor utilizar el transporte público o andar y aprovechar para hacer algo de ejercicio.


Pero lo primero que hay que hacer es marcarse un presupuesto y planificar el viaje con antelación. Buscar ofertas y sobre todo comparar, no decantarse por la primera opción. No solo en cuanto a alojamiento, también en vuelos, alquiler de vehículos o incluso los restaurantes. Busca los que hay por la zona a la que vas a ir y qué posibilidades ofrecen. Tu bolsillo te lo agradecerá y además evitaras largos paseos por terrazas llenas para encontrar el que se adapte a tus necesidades. Otro consejo es aprovechar actividades gratuitas, ya que las opciones son numerosas. Para ello, planifícalas primero. Y, sobre todo, cuida del alojamiento y/o el coche que has alquilado para que al final de las vacaciones te devuelvan la fianza. 


Imagen: Pixabay

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España