martes, 12 de noviembre de 2019

A los militares se les acaba la paciencia: quieren la prometida equiparación salarial ya

La AUME alerta del agravio comparativo que supondrá la diferencia retributiva entre el empleo de soldado/marinero y un guardia civil a partir del 1 de enero de 2020

@sueldospublicos

La Asociación Unificada de Militares Españoles AUME) está que trina. Su último comunicado deja bien claro que las personas que dan su vida por nuestro país no quieren pagar el pato de la inacción del Gobierno por la falta de una fecha de investidura y porque tampoco quieren quedarse atrás respecto de las subidas salariales que ya disfrutan sus compañeros de la Guardia Civil y la Policía Nacional.


A finales de 2017, la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, anunció el comienzo de un “estudio” sobre las retribuciones militares. Compromiso adquirido con las asociaciones profesionales para la actualización de los salarios. A principios de 2019 (más de un año después del inicio del “estudio”) las asociaciones profesionales forzaron un pleno extraordinario del Consejo de Personal (COPERFAS) para tratar este asunto. La actual ministra de Defensa, Margarita Robles, estableció que durante el proceso preelectoral no se tocara el tema de las retribuciones de los miembros de las Fuerzas Armadas para no convertirlo en materia de la contienda electoral.


Ahora, dos meses después de los comicios del 28 de abril, se produce una nueva dilación, esta vez con la excusa de que el Gobierno se encuentra en funciones. Es lo que se les ha trasladado en el último pleno del COPERFAS. “Los militares nunca estamos en ‘funciones’ durante el desarrollo de nuestro trabajo al servicio de la Defensa Nacional y ni nosotros ni nuestras familias podemos esperar más”, señala la nota.


Ejercito espanol

Ejército de Tierra (Cuerpo Militar de Sanidad).


Mientras que a los componentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) se les ha aplicado ya el “segundo tramo” de su subida salarial, a los miembros de las Fuerzas Armadas se les mantiene en espera indefinida de unas justas y necesarias mejoras retributivas. La AUME argumenta que “esta situación, convertida ya en insostenible, daña la moral del personal, con previsible repercusión en la operatividad. Y tendrá unas consecuencias que, desde este momento se propone canalizar por el bien de todos los militares. No vamos a esperar más”, afirma la Asociación.


Agravio comparativo

La subida salarial que proponen ha tenido en cuenta los conceptos de “sueldo base”, “complemento de empleo” y “componente general del complemento específico. No se han tenido en cuenta ni los trienios, ni el componente singular del complemento específico, ni tampoco el complemento de dedicación especial o productividad actual. Se incluye la subida establecida en la Resolución de 19 de marzo de 2018, de la Secretaría de Estado de Seguridad, por la que se publica el Acuerdo entre el Ministerio del Interior, sindicatos de Policía Nacional y asociaciones profesionales de la Guardia Civil, en las que se calcula una subida general de unos 720 euros entre los años 2018-2020 para los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil en concepto de componente singular del complemento específico y productividad, que se sumarían a los actuales a los que habría que añadir la subida prevista de IPC para el resto de personal de la Función Pública.


La AUME alerta del agravio comparativo que supondrá la diferencia retributiva que existirá el 1 de enero de 2020, cuando entre en vigor el tercer tramo de la equiparación salarial entre el empleo de soldado/marinero y un guardia civil, incluyendo todos los conceptos excepto los trienios. Así un soldado o marinero de carácter temporal, grupo C2, de nivel 13, cobraría 1.170 euros brutos al mes y un soldado o marinero militar de carrera, grupo C1, nivel 13, ingresaría 1.298 euros. La propuesta de la Asociación compara este sueldo con el de un Guardia Civil, grupo C1, nivel 17, que con 70 euros de productividad y 720 de ‘equiparación’ pasaría a cobrar 2.556 euros mensuales.

Complemento de empleo

La AUME plantea, por ejemplo, que un soldado o marinero temporal o de carrera pase de nivel 13 a 17 y aumente su complemento de empleo de casi 299,88 euros a 395,18 euros mensuales. Para un cabo temporal, según el cuadro inferior, proponen que pase de percibir 347,54 euros a 419,02. Esto tendría un coste, según cálculos de la AUME, de 102 millones de euros de los que cinco millones serían para el personal de reserva.


Tabla salarial militares Complemento de Empleo

Componente general del complemento específico

Los representantes de los militares defienden una subida que integra una actualización de las cantidades recibidas por ese concepto aplicando las establecidas para el personal del Cuerpo de la Guardia Civil más una subida lineal, para todos, de 14 pagas al año de 200 euros. El primer punto costaría 570 millones, de los que 60 sería para los militares en reserva. La subida lineal serían otros 372 millones de dinero público, 42 de los cuales serían para la reserva.


Componente singular del complemento específico

Se propone una subida lineal, a todos, de 14 pagas anuales de 400 euros sobre los importes actualmente establecidos en 35 niveles según el Reglamento de Retribuciones del Personal de las Fuerzas Armadas. Así, un militar de nivel 35 pasaría ingresar por este concepto 1.834,56 euros mensuales. Los del nivel 17, 800,02 euros. En total, 672 millones de euros.


Además, solicitan la revisión de las características retributivas de la relación de puestos militares establecidos en la plantilla de destinos de algunos cuerpos para la equiparación del nivel de dichas asignaciones cuando se trate de igual destino y mismo empleo requerido con independencia de la especialidad fundamental, como ocurre, por ejemplo, en el caso de Sanidad (Medicina, Farmacia, Veterinaria, Odontología y Psicología).


Complemento de dedicación especial

Se propone una subida lineal, a todos, de 14 pagas anuales de 100 euros por este concepto retributivo. Así se corrige, según la AUME, la actual situación en la que existe personal merecedor de dicha retribución por las funciones, cometidos y especial dedicación realizada pero que, por falta de presupuesto y según el actual reparto, no la recibe. De esta forma se compensaría, en parte, la disponibilidad permanente a la que están sometidos todos los miembros de las Fuerzas Armadas y que actualmente no tiene remuneración. El coste asciende a 144 millones de euros.


La reserva

Los militares en situación de reserva, a los 63 años, tienen una sensible pérdida retributiva totalmente injustificada. En una primera fase, hasta esa edad, pierden el componente singular del complemento específico y el complemento de dedicación especial, si anteriormente lo percibían. Cuando llegan a los 63 años y hasta que alcanza la jubilación sufren un nuevo recorte cuantificado en el 20% de la suma del complemento de empleo y del componente general del complemento específico.


Para la AUME, “siendo para los militares el pase a la situación de reserva de carácter forzoso, no parece justificada la diferencia en el complemento de disponibilidad que perciben con respecto a los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (CFSE)”. Por ello se propone una partida presupuestaria de 12 millones de euros para que se perciban el 100% de las retribuciones en la Situación Administrativa de Reserva como si se estuviera en la Situación de Activo sin destino con la edad de 63 y 64 años.


Los números de la AUME señalan que el coste total de la “adecuación salarial” sería de 1.872 millones de euros repartidos en tres años, hasta 2021. Equivale a todo el presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores para 2019 (1.869 millones). Representa menos de una cuarta parte de lo que puede gastar el Ministerio de Defensa para este año (8.537 millones) cuyos gastos de personal se ‘comen’ casi la mitad de las cuentas (4.608 millones).


Justificación

El comunicado de la AUME argumenta que esta propuesta de incrementos retributivos “intenta dignificar al militar mediante la actualización de sus retribuciones en justicia con la labor que desarrollan. Existe un gran agravio con la actual situación que se está produciendo en el sentido de que, mientras que a otros cuerpos de servidores públicos se les equiparan las retribuciones con otros cuerpos de otras administraciones, a los militares se les deja al margen de una actualización necesaria y que además ha de estar en consonancia con las funciones y cometidos semejantes y equivalentes, al que realiza el personal perteneciente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que son coincidentes en muchos aspectos, tanto a nivel de funciones y cometidos como, en relación con los miembros de la Guardia Civil, al compartir con aquellos, la condición de militar” . 


La AUME subraya que esta subida salarial no supone “un incremento presupuestario, porque los conceptos retributivos que pudiera percibir este personal ya están presupuestados en las partidas de gastos de personal del Ministerio de Defensa. Lo único que plantean es modificar unos artículos del Real Decreto 1314/2005, de 4 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de retribuciones del personal de las Fuerzas Armadas.


Puedes ampliar la propuesta de equiparación salarial en este enlace.


Noticias relacionadas

Ya sabemos lo que cobraron Cospedal y Robles como ministras de Defensa el año pasado

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España