domingo, 21 de julio de 2019

Corbacho tiene que escoger sueldo público: concejal o diputado provincial

El que fuera ministro de Trabajo con Zapatero lleva 36 años viviendo de encadenar cargos en política

@carlestorrijos

Celestino Corbacho lleva 36 años cobrando sueldos públicos en política. Empezó, con 34 años, como concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Hospitalet de Llobregat en 1983. El cargo lo simultaneó con el de vicepresidente primero de la Diputación Provincial de Barcelona. Su experiencia profesional apunta a que trabajó de joven en una imprenta. No sabemos nada más. La ficha biográfica que publicó la Diputación de Barcelona en su momento no menciona esta circunstancia. Sus trabajos se han centrado en una sucesión de cargos orgánicos en el PSC y en el PSOE, en cargos electos, representativos y de libre designación en diferentes niveles administrativos.


Su militancia política comenzó en 1976 en la Federación Catalana del PSOE, que luego se llamó Partido de los Socialistas de Cataluña dos años más tarde. En enero de 2018 abandonó la militancia del PSC al no sentirse reconocido y en mayo de 2019 concurrió a las elecciones municipales, como independiente, con la candidatura del exprimer ministro de Francia, Manuel Valls, apoyada por Ciudadanos. Al prestarle tres votos a Ada Colau para conservar la alcaldía y evitar que los independentistas gobernaran la Ciudad Condal, el partido de Rivera rompió relaciones con Valls, pero Corbacho ha decidido permanecer con los ‘naranjas’ y dejar sin grupo municipal a Valls.


Corbacho

Corbacho, atendiendo a los medios (Moncloa.com).


Ahora, Corbacho tiene que tomar otra decisión. Escoger el sueldo público como concejal de la oposicón del consistorio barcelonés o ser elegido diputado provincial de la Diputación de Barcelona y cobrar una retribución, incluso, más alta como ha disfrutado en el pasado. En España no se pueden cobrar dos sueldos públicos a la vez, pero sí se puede elegir el sueldo de una institución y cobrar las dietas de asistencia del otro ente público o renunciar a ellas.


Diputación de Barcelona

Desde finales de junio de 2018, el presidente de la Diputación de Barcelona es Marc Castells i Berzosa que tomó el relevo de Mercè Conesa al renunciar al cargo. Hasta ese momento, Castells era el acalde de Igualada y vicepresidente del ente provincial. El cargo de presidente tiene un sueldo público asignado de 14 pagas anuales de 7.469 euros.


Las vicepresidencias; miembros de la Comisión Ejecutiva y presidencias de grupos políticos ingresan 6.691 euros mensuales. La dedicación parcial del 75% se paga con 5.018 euros al mes; la del 51%, 3.412 euros y el 25%, 1.672 euros.


Las presidencias delegadas de área, diputado/a delegado/a, diputado/a adjunto/a y diputado/a portavoz de grupos políticos cobran 5.957 al mes. La dedicación parcial del 75% se abona con 4.468 euros mensuales; el 51%, con 3.038 euros y el 25%, con1.489 euros.


Los diputado/a portavoz adjunto/a de grupo político cobran 3.989 euros al mes. La dedicación parcial del 75% para ese mismo cargo se paga con 2.991 euros; el 51%, 2.034 euros y el 25%, 997 euros.


Por otra parte, las indemnizaciones por asistencia efectiva a las sesiones del pleno y de las comisiones informativas y de seguimiento, solamente las pueden percibir los electos que no ejercen su cargo con dedicación exclusiva o parcial, fijándose las siguientes cuantías:

Por asistencia efectiva a las sesiones del pleno: 893 euros.

Por asistencia efectiva a las comisiones informativas y de seguimiento (máximo dos al mes) y a la Comisión Especial de Cuentas: 410 euros.


Ayuntamiento de Barcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, percibe un sueldo público de 100.000 euros brutos anuales, pero su partido, Barcelona en Comú, siguiendo el Código Ético firmado, le limita la retribución a 14 pagas al año de 2.200 euros netos. En junio y diciembre cobra 4.400 euros. El resto lo dona a la formación y a proyectos sociales. En 2015, los ‘comunes’ plantearon una rebaja de sueldo que también afectaba a la oposición pero la propuesta fue rechazada. Está por ver si la nueva configuración del consistorio tras el 26 de mayo permite rescatar esta iniciativa.


Los concejales con cartera estaban cobrando entre 98.192 euros anuales los tenientes de alcalde y 84.534 euros de los concejales de área o distrito. Por su parte, los portavoces de los grupos municipales, 92.600 euros.


Durante el último mandato, entre 2015 y 2019, los concejales de la oposición han podido cobrar algunos incluso más que un ministro. Los más afortunados, además de los portavoces de grupo antes mencionados, percibían 76.649 euros o 75.316 euros. Otros, 64.018 euros o 56.387 euros al año. Algunos ediles con dedicaciones parciales ingresaron 45.109 euros o 32.616 euros.


El Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona lleva días publicando un mensaje a la espera de recopilar la información de los nuevos cargos electos: “El 15 de junio se ha celebrado la sesión de constitución de la Corporación municipal del Ayuntamiento de Barcelona. A medida que se disponga de la información oficial correspondiente a la nueva organización se irá publicando en esta página”.


Encadenar cargos

Celestino Corbacho Chaves nació el 14 de noviembre de 1949 en Valverde de Leganés, en la provincia de Badajoz. Fue ministro de Trabajo e Inmigración con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero entre abril de 2008 y octubre de 2010. Fue en esa época, al inicio de la Gran Recesión donde se disparó la tasa de paro en España, cosa que seguiría haciendo hasta 2013.


Antes fue presidente de la Diputación Provincial de Barcelona, entre abril de 2004 y abril de 2008. Durante esos años simultaneó el cargo con el de alcalde de Hospitalet de Llobregat que ya ejercía desde mayo de 1994. Ha sido concejal 11 años. Empezó en 1983. También ha sido diputado del Parlamento de Cataluña entre diciembre de 2010 y agosto de 2015.


En 2009, como ministro, tenía un sueldo de 81.155 euros anuales en 12 pagas, antes de que Zapatero aplicara un ‘tijeretazo’ en mayo de 2010 a los sueldos de los altos cargos en un 15%. Ahora los ministros cobran 73.211 euros. En febrero de 2009, Corbacho, como ministro, pidió a los empresarios que se congelaran el sueldo y aseguró que no alcanzaríamos los cuatro millones de parados, cifra que se rebasó en septiembre de 2010, un mes antes de dejar el cargo.


En 2012, la alcaldesa de Hospitalet de Llobregat, Núria Marín Martínez, cobró 77.363 euros brutos, ganaba más que un ministro. Marín ha sido nuevamente reelegida, pero el Portal de Trasparencia del consistorio está pendiente de actualizar los datos de las retribuciones del nuevo mandato.

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España