jueves, 12 de diciembre de 2019

Los sueldos públicos que no podrán cobrar los políticos catalanes independentistas suspendidos

Peligra la condición de eurodiputados de Puigdemont y Comín, mientras Romeva, Junqueras, Rull, Turull y Sànchez son inhabilitados en las Cortes Generales

@VerstrepenLoic

Actualizado a 15 de octubre de 2019


La Mesa del Parlament de Cataluña ha recibido una notificación del juez Llarena. Esta dice que el expresidente Carles Puigdemont ya no está suspendido y recupera, por tanto, los derechos efectivos como diputado, entre ellos, volver a cobrar un sueldo público como parlamentario. 


El 31 de mayo de 2019 publicamos:


La Mesa del Senado ha suspendido este miércoles a Raül Romeva en la Cámara Alta. Se trata de uno de los políticos catalanes presos debido a su supuesta implicación en la celebración de un referéndum ilegal el 1 de octubre de 2017, cuando Romeva era conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat de Catalunya. Esta semana también hemos conocido que el Parlamento Europeo ha negado la entrada a Carles Puigdemont y Antoni Comín a la cámara comunitaria, pese a haber sido electos el 26 de mayo, hasta que pasen a recoger sus actas de diputados en Madrid, el próximo 17 de junio, donde serían detenidos.


También, hace unos días, el Congreso de los Diputados suspendió también a varios líderes independentistas procesados. De esta manera, cinco líderes independentistas han perdido el derecho a cobrar sueldos públicos, que, en algunos casos superarían los 100.000 euros brutos anuales, en el caso del los eurodiputados. El informe jurídico redactado por los letrados del Congreso sobre los efectos de la suspensión de los cuatro diputados avala que no cobren ni un día de sueldo del Congreso, según informó Europa Press el 5 de junio*.


Sin embargo, sí recibirán una primera mensualidad, ya que no han sido suspendidos hasta la constitución de las cámaras, pero sus remuneraciones contabilizan desde el 28 de abril.


Romeva tiene mucha experiencia como parlamentario. Ya en 2004 asumió un escaño en el Parlamento Europeo, que mantuvo durante 10 años. Entre enero de 2016 y octubre de 2017 ejerció como conseller de la Generalitat, hasta su detención por su presunta implicación en el ‘procés’ independentista. Su suspensión del Senado implica la suspensión también de un una asignación constitucional de 2.982 euros brutos al mes y una indemnización de 1.920 euros libres de impuestos, como senador por una circunscripción distinta a Madrid. Es decir, como mínimo tendría un salario de 4.902 euros brutos al mes, 9.803 euros los meses de pagas extraordinarias, en junio y diciembre, y un total de 68.621 euros anuales.


Puigdemont Comín

Puigdemont y Comín (El Economista).


Sin embargo, con responsabilidades adicionales en el grupo parlamentario bien podría llegar a tener una retribución más alta, como portavoz de comisión (84.133 euros al año), como presidente de comisión (89.843 euros anuales) o como portavoz de su grupo (108.243 euros), por ejemplo. Una vez suspendido de sus funciones, no tendrá derecho a ninguna de estas percepciones.


En el Congreso, tras su acatamiento de la Constitución, Oriol Junqueras, Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sànchez fueron suspendidos por la Mesa, presidida por Meritxell Batet, basándose en el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, para cargos públicos procesados en firme por un delito de rebelión y en prisión provisional, como es su caso. Del mismo modo que en el Senado, su suspensión implica que no podrán ingresar ningún salario del Congreso.


También ofrece a sus diputados no suspendidos un salario base de 2.982 euros mensuales, más una indemnización de 1.921 euros exentos de tributación. Significa un mínimo de 68.643 euros al año, ampliable a 84.168 euros para portavoces de comisión, 89.877 euros para presidentes de comisión, 99.606 euros para portavoces adjuntos de grupos parlamentarios y 108.265 euros para sus portavoces, entre otros. Son cantidades similares, pero no idénticas al Congreso.


Para los casos tanto de Romeva como el de los diputados, el Grupo Parlamentario Vox -que llevaba en su programa una ley de sueldos públicos- ha pedido a las Cortes que su suspensión se haga efectiva a partir del 28 de abril, momento en el que comienzan a recibir un salario público. Es decir, manteniendo su fecha de suspensión tal cual, los parlamentarios suspendidos cobrarían cerca de una mensualidad completa, al haber sido suspendidos el 25 de mayo los diputados y el 29, Romeva. Una mensualidad son 4.902 euros brutos, que entre cinco serían 24.510 euros desembolsados, aproximadamente, para los líderes independentistas suspendidos.


En el Parlamento Europeo

Por otro lado, la situación de Junqueras es particular. El exvicepresidente de la Generalitat de Catalunya fue suspendido como diputado del Congreso, pero también ha sido elegido eurodiputado el pasado 26 de mayo. Por lo tanto, podría renunciar a su acta en el Congreso, con lo que el siguiente en la lista de ERC ocuparía su escaño nacional, para pasar a ser eurodiputado. Para ello, dependería de recibir un permiso para jurar la Constitución, como ya le fue concedido en una ocasión para acudir al Congreso, con lo que podría ser diputado europeo sin necesidad de encontrarse en Bruselas.


Puigdemont, en cambio, así como Toni Comín, deberían ir a Madrid para acatar la Constitución y recoger sus actas de diputados. Al llegar a España, serían automáticamente detenidos, por lo que esta vía no es plausible. Sin embargo, Puigdemont y su abogado aseguran que encontrarán la manera de que el expresident se siente en la cámara de la Unión Europea en su sesión inaugural, el 2 de julio en Estrasburgo. Si no lo consigue, no tendrá el derecho a recibir el salario de los diputados europeos, que asciende a 8.758 euros brutos cada mes. Son 105.092 euros anuales.


Una vez deducidos un impuesto de la propia Unión Europea y el pago de una cotización a un seguro de accidentes, la cuantía se reduce a 6.825 euros mensuales, 81.898 euros al año. También cuentan con una dieta diaria fija de 320 euros, siempre que acrediten su presencia en el Parlamento. Junqueras no podría recibir esta indemnización diaria, al ser incapaz de acudir al hemiciclo, aunque sí la retribución anual. Cuando acabe el juicio al ‘procés’ podrá acudir al Parlamento Europeo si es liberado con una sentencia a su favor o mantendrá su paga de 81.898 euros anuales sin dietas adicionales en el caso contrario.


*En la primera versión de la noticia, todavía sin conocerse el informe de los letrados, publicamos que sí podrían cobrar la primera mensualidad.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España