domingo, 18 de agosto de 2019

Puigdemont: de no cobrar a poder ganar 8.800 euros brutos al mes, viajes en preferente, oficina, asistentes y más

El expresident de la Generalitat de Cataluña fue también alcalde de Girona y cobró pagas del Parlament durante medio año sin pisarlo

@sueldospublicos

Carles Puigdemont, expresident de la Generalitat de Catalunya, así como sus exconsejeros Toni Comín y Clara Ponsatí, podrán presentarse a las elecciones europeas del próximo 26 de mayo, en listas de Lliures per Europa. Así lo han comunicado los juzgados de lo contencioso administrativo número dos, nueve y 21 de Madrid, contra la decisión previa de la Junta Electoral Central de no permitirlo por encontrarse fugados de la justicia española.


De esta forma, los líderes independentistas, responsables del referéndum de octubre de 2017, esperan conseguir la inmunidad parlamentaria, aunque los servicios jurídicos del Parlamento Europeo han dictaminado en un informe interno que no sería posible, ya que primero habrían de ir a Madrid, para jurar o prometer la Constitución, donde serían detenidos. Puigdemont ha cobrado sueldos públicos en política durante unos 13 años, incluido un año entero tras su huida de España en el que continuó percibiendo un salario del Parlament de Cataluña, hasta que fue suspendido en julio de 2018.


El primer cargo público de Puigdemont lo obtuvo en 2002, como director de la casa de Cultura de Girona, hasta 2004. En 2006 se presentó a las elecciones al Parlament autonómico en listas de Convergència i Unió. Consiguió su escaño de diputado en la cámara legislativa de Cataluña, y todavía lo mantiene, aunque fue suspendido en funciones (es decir, no tiene voto ni cobra) desde julio de 2018. Al año siguiente participó en las municipales de Girona, también con CiU, y fue elegido concejal en el Ayuntamiento, donde ejerció de portavoz del grupo. En julio de 2011 volvió a presentarse, y esta vez consiguió hacerse con la alcaldía del municipio, que ejerció hasta enero de 2016.


Puigdemont

Puigdemont (El Economista. EFE).


El Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Girona incluye un documento con las retribuciones de todos sus cargos electos desde 2006, con lo que podemos observar todos los salarios que recibió Puigdemont del consistorio. En 2007 cobró 10.750 euros brutos. En 2008 y 2009 fueron 20.708 euros anuales. En 2010 se redujo ligeramente su percepción hasta los 20.177 euros. En 2011 fue retribuido con 24.137 euros y en 2012 volvió a subir su sueldo hasta 28.539 euros. En 2013 recibió 26.500 euros, en 2014 ganó 28.659 euros y en 2015 fueron 28.543 euros. Finalmente, en 2016, solo llegó a percibir 887 euros. En total ha cobrado 209.608 euros del Ayuntamiento de Girona. La actual alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, de Convergencia Democràtica de Cataluña, tiene una asignación anual de 68.500 euros con dedicación exclusiva.


Puigdemont abandonó el Ayuntamiento de Girona para ser investido president de la Generalitat, con lo que su sueldo público ascendió considerablemente. Ejerció como tal durante algo menos de dos años, hasta que fue apartado por el Gobierno de Mariano Rajoy con la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Antes de su destitución, su salario alcanzaba los 139.585 euros brutos anuales, casi 10.000 euros mensuales. Su sucesor en el cargo, Quim Torra, tiene una asignación anual, actualmente, de 152.862 euros anuales, según el Portal de Transparencia autonómico.


Una vez huido de España, el expresident continuó recibiendo la paga básica de diputado del Parlament, sin complementos, pese a no pisar Cataluña y no tener la capacidad de cumplir sus funciones. Durante aquellos meses, desde el inicio de la legislatura, en enero de 2018, hasta julio de 2018 cuando fueron suspendidos por el juez Pablo Llarena, él y otros líderes independentistas tuvieron un sueldo mensual de 2.871 euros, el doble en junio, gracias a la paga extraordinaria. Es decir, llegó a percibir cerca de 20.000 euros sin entrar al Parlament de Cataluña durante medio año.


En el Parlamento Europeo, si finalmente consigue entrar en la cámara, tendrá un sueldo de 8.758 euros brutos cada mes, según la web del organismo supranacional. Esto son 105.092 euros anuales. Esta asignación está sujeta a un impuesto de la Unión Europea y al pago de una cotización a un seguro de accidentes. Una vez deducidos estos importes, se queda en una paga mensual de más de 6.200 euros netos, depende de la situación personal de cada diputado, además de otras prestaciones para cubrir gastos de desplazamientos y de oficina, como puedes comprobar en este enlace en el que incluimos una copia de una nómina de una eurodiputada.


Gastos, oficina y asistentes

Los 750 eurodiputados, más el presidente, 751, tiene derecho a gastos de viaje. Eso sí, deben mostrar los recibos para demostrar ese dispendio. Pueden viajar en clase preferente y si se desplazan en vehículo pueden percibir hasta un máximo de 50 céntimos por kilómetro siempre que no superen los 1.000 kilómetros de trayecto. Son ingresos variables de ‘dietas de estancia’, ‘gastos de viajes’ y ‘otros gastos de viaje’ que pueden superar los 4.000 euros mensuales.


Pueden realizar hasta un máximo de 24 viajes de ida y vuelta dentro de su país al año costeados por todos los contribuyentes de la Unión. No obstante, el expresidente catalán no podrá hacer uso de este privilegio si no quiere que le detengan al cruzar los Pirineos.


En cuanto a las dietas de estancia, disponen de 306 euros por día, ya sea por asistir a los Plenos del Parlamento o por una misión oficial. Una de sus obligaciones es asistir a las votaciones. Si faltan a la mitad de las mismas, esta dieta mengua un 50%.


Por otro lado, también cuentan con una dieta fija para ‘gastos generales’. Es de 4.342 euros mensuales, aunque es posible que haya aumentado ligeramente. Son gastos destinados a costear el alquiler de oficinas, teléfono, correos, material de oficina, terminales telefónicos, ordenadores y otros dispositivos electrónicos.


Disponen de 24.164 euros mensuales de asignación para asistentes. Es una cantidad destinada a retribuir a sus asesores o personal de confianza. Incluye la figura del becario. Según unas tablas de la web del Parlamento Europeo, la cantidad máxima que puede percibir un asistente español es de 6.654 euros brutos a tiempo completo. Los países con la renta más alta de la Unión tienen fijada esta cantidad en 8.519 euros al mes. Los más pobres, casi todos del Este, se tienen que conformar con 2.978 euros, como máximo.


Además, los diputados europeos pueden solicitar el reintegro de las dos terceras partes de sus gastos médicos y utilizar los vehículos oficiales del Parlamento Europeo en Bruselas y Estrasburgo. Además, al concluir su mandato, tienen derecho a una indemnización transitoria. Esta equivale a un mes por cada año de mandato, con un máximo de dos años. Esta indemnización quedaría suprimida si el político accede a otro cargo público. En caso de que perciba una pensión por jubilación o invalidez, debería escoger una de las dos.


Por último, los diputados tienen derecho a percibir una pensión de jubilación a los 63 años. Equivale al 3,5% del sueldo de cada ejercicio anual completo de un mandato, pero no superior al 70% en total. Una legislatura completa en el Bruselas es de cinco años. Esta cantidad es compatible con la pensión que sus señorías pueden ingresar en sus respectivos países frutos de su vida laboral anterior. 

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España