jueves, 12 de diciembre de 2019

El PP se hunde: pierde 145 sueldos públicos entre diputados y senadores además de, al menos, más de 50 asesores

Los 'populares' debían 24,4 millones de euros a los bancos al cierre de 2017

@sueldospublicos

El Partido Popular va camino de la quiebra económica. Sus catastróficos resultados en el Congreso de los Diputados y en el Senado dejan a la formación conservadora en una situación de debilidad nunca vista hasta ahora. Y eso que el propio Pablo Casado afirmaba el viernes que pensaban superar los 100 diputados e incluso Teodoro García insinuó en una entrevista en El Mundo que trabajaban con un escenario de 120 escaños a la hora de confeccionar sus listas. Y a esto hay que añadir la cantidad de millones que deben, la mayoría, a entidades bancarias.


Los ‘populares’ han “perdido” 3,7 millones de votos y 145 sueldos públicos en total, entre diputados y senadores. Tendrán 71 escaños menos en la Carrera de San Jerónimo y 74 menos en el Senado. Pasar de 137 a 66 y de 130 a 56, respectivamente, también conlleva menos subvenciones y asesores. Si en la pasada legislatura tenían 103 asistentes en el Congreso de los Diputados y 14 en la Cámara Alta, una simple regla de tres nos indica que, al menos, más de medio centenar de cargos de confianza no repetirán en el puesto. En las Cortes Valencianas, los conservadores tampoco han mejorado resultados y profundizan la caída que ya sufrieron en 2015 cuando pasaron de 55 diputados a 31. Ahora se han quedado con 19.


En concreto, por cada escaño obtenido en el Congreso o en el Senado este 28 de abril, las formaciones obtendrán una subvención de 21.167,64 euros, a lo que hay que sumar 0,81 euros por cada voto en la Cámara Baja y 0,32 por cada sufragio de los senadores elegidos. Además, hay que sumar 0,21 euros por votante de los partidos que han logrado grupo parlamentario en Congreso o Senado.


Pp

García, Casado y Suárez Illana. (El Economista).


Esto supone, que el PP, de acuerdo con cálculos realizados por Servimedia, logrará unos 5,8 millones por sus votos en el Congreso y en torno a 1,1 millones por el Senado. En las elecciones de junio de 2016, los populares lograron 9,25 millones de euros por el Congreso y 2,64 millones por el Senado. La hecatombe en las urnas implica, por lo tanto, la pérdida de unos cinco millones de euros.


En las Cortes Valencianas, los partidos, coaliciones, federaciones o agrupaciones de electores que han concurrido a las elecciones autonómicas este domingo en la Comunitat Valenciana recibirán 13.387,25 euros por escaño de subvención de la Generalitat Valenciana para gastos electorales y 0,67 euros por cada voto conseguido por cada candidatura que logre, al menos, el 3% de los votos emitidos válidamente, según Europa Press, que recogió los datos del Diario Oficial de la Generalitat Valenciana. Es decir, el PP obtendría 254.357,75 euros. También hay que multiplicar esos 0,67 euros por 504.403 votos (99,28% voto escrutado). Esa operación arroja un ‘saldo’ de 337.950 euros. La suma, cerca de 592.000 euros en números redondos para el PP. Cifras muy alejadas de los tiempos de las mayorías absolutas del PP, cuando Zaplana o Camps eran capaces de obtener un millón de papeletas. Bien es cierto que no competían tantos partidos como ahora.


Las deudas

Al cierre de 2017, el PP tenía contraídas varios tipos de deuda. Según su memoria económica publicada, a largo plazo, 21,6 millones. De esa cantidad, 21,3 millones son con entidades de crédito. A corto plazo, el pasivo asciende de 3,2 millones, de los que 3,1 son con los bancos. Sueldos Públicos informó en enero de 2018 que el PP debía más de 36 millones a los bancos y empresas privadas al cierre de 2016. Los números rojos se han reducido pero siguen siendo muy abultados para un partido que dejará de ingresar varios millones a partir de ahora. Al cierre de 2017, el PP debe 24,4 millones a los bancos. Lo previsible en las próximas semanas es afrontar un ajuste y un plan económico que conlleve despidos inmediatos, reducción de costes, venta y alquiler de sedes...


El PP también acumuló cuentas a pagar por valor de 23.500 euros de tipo personal en 2017, aunque un año antes este capítulo era de 107.000 euros. En cambio, las deudas con las Administraciones públicas subieron a 1,8 millones, mientras que en 2016 se quedaron en 1,3. Los “acreedores varios” suponen 3,3 millones.


Por el contrario, esperaban cobrar 3,3 millones de deudas personales, 2,8 de las Administraciones Públicas y recuperar 478.000 euros de “deudores varios”. Sí han aumentado los ingresos por cuotas de afiliados, 4,2 millones en 2017 frente a 2,9 de 2016. Las aportaciones de cargos públicos ha subido de dos millones a 2,4 millones. Sus ingresos de origen público fueron de 37,35 millones en 2017, de los que 18,9 eran subvenciones anuales para gastos de funcionamiento: de esos, 17,5 son aportaciones de grupos institucionales y 938.000 euros para gastos de seguridad.


En cuanto a los gastos de personal, los sueldos, salarios y asimilados superan los 16,9 millones en 2017 mientras que un año antes se quedó en 15,6 millones. Las cuotas a la Seguridad Social ascendieron a 3,9 millones. Deberemos esperar a bien entrado 2020 para conocer los datos de 2018 y hasta un año después no podremos comprobar, en la sección de transparencia de su web, la debacle económica de 2019 reflejada en su cuenta de resultados.


Por otro lado, el PP sigue sin hacer públicos las retribuciones que perciben tanto el presidente del partido Pablo Casado, como el secretario general, Teodoro García. Cuando comience la legislatura y sus señorías estén obligadas a presentar su declaración de bienes y rentas, podremos saber el sueldo que percibieron por poco menos de medio año en 2018.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España