lunes, 19 de agosto de 2019

Lo que se juega Sánchez el domingo: cobrar 7.000 euros brutos al mes y vivir en un palacio con todos los gastos pagados

El presidente del Gobierno pretende ampliar su mayoría en el Congreso y conservar el despacho de La Moncloa

@sueldospublicos

Si el domingo no hay un resultado claro a favor del PSOE, el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que a partir del lunes pasa a estar en funciones, deberá esperar y negociar un gobierno de coalición después de los comicios del 26 de mayo. Antes, los demás partidos no van a poner sus cartas encima del tapete. Pese a que no puede firmar presupuestos ni crear impuestos y sus funciones están limitadas dentro del Consejo de Ministros, su sueldo público seguirá siendo el mismo. Casi 7.000 euros brutos al mes. Si consigue conservar el despacho de La Moncloa en 2019 habrá acabado el año con unos ingresos de 83.000 euros brutos en 12 pagas. Exactamente son 82.978 euros.


Si por el contrario, pierde la Presidencia del Gobierno, no dimite como secretario general del PSOE y conserva el escaño en el Congreso de los Diputados para convertirse en líder de la oposición, su retribución será, al menos, la que corresponde a sus señorías: una asignación constitucional básica de 14 pagas anuales de 2.973 euros brutos y una indemnización libre de impuestos para gastos de manutención y alojamiento de 14 pagas anuales de 917 euros por ser diputado por la circunscripción de Madrid. Más lo que le pague el partido. Por cierto, Sánchez estaba donando 420 euros todos los meses al PSOE, al menos, hasta que tomó posesión del cargo de presidente del Gobierno.


Si, además, su grupo parlamentario quiere darle el peso y protagonismo que se merece, el líder de la oposición podrá cobrar otros complementos salariales. Concretamente, el de portavoz de grupo: 1.841 euros de gastos de representación y otros 979 euros para gastos de libre disposición. También sería compatible con otros 'pluses': ser portavoz o presidente de una comisión. Debería elegir uno de los dos, normalmente el de mayor cuantía: en el primero de los casos, la tarea se paga con 1.106 euros y en el segundo, con 1.512 euros. Todas estas cantidades se ingresan 14 veces al año.


Pedro sanchez

Sánchez, en una rueda de prensa (El Economista).


La suma de estos complementos supera con creces el sueldo de presidente de Gobierno. Y no hay que olvidar que podría volver a cobrar la remuneración que le paga el partido por su trabajo como secretario general del PSOE. Según el Portal de Transparencia de la web del PSOE, ahora pendiente de actualización, el secretario general del partido fue retribuido en 2017 con 7.305 euros brutos al mes, 14.610 euros en junio y diciembre. En total, 102.273 euros al año. Eran algo más de 4.100 euros netos mensuales. El sueldo de diputado sí es compatible con el que le pueda pagar el partido. Lo que no es compatible es cobrar como presidente del Gobierno y también del partido. 


Es lo que le pasaba a Mariano Rajoy cuando era líder de la oposición, que ganaba más que cuando fue inquilino de La Moncloa. El PP le llegó a pagar hasta 200.000 euros brutos en 2011 por su trabajo como presidente de la formación, además de su sueldo como diputado y la indemnización. Actualmente, la formación conservadora se niega a revelar lo que le paga a Pablo Casado y a Teodoro García Egea como presidente y secretario general del PP, respectivamente. Cuando recojan su acta de diputado, deberán presentar su declaración de bienes y rentas y podremos saber, a la fuerza, no por voluntad propia, lo que percibieron por poco menos de medio año en el cargo en 2018.


Trabajó como autónomo

Pedro Sánchez nació en Madrid en 1972. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el Real Centro Universitario María Cristina de El Escorial y doctor, con polémica incluida por su tesis, en Economía y Empresa por la Universidad Camilo José Cela. Empezó la carrera de Derecho, pero no la terminó. Él y Leopoldo Calvo-Sotelo, ingeniero, son los dos únicos presidentes de la democracia que no son licenciados en Derecho, frente a Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar, Felipe González y Adolfo Suárez, todos con formación jurídica universitaria.


Sánchez ha trabajado en la empresa privada y también ha cotizado como autónomo, concretamente ha sido consultor en proyectos internacionales. Además, ha sido asesor, con 26 años, en el Parlamento Europeo y miembro del gabinete del alto representante de Naciones Unidas en Bosnia, Carlos Westendorp, durante la guerra de Kosovo. Jugó hasta los 21 años en el equipo de baloncesto de Estudiantes.


La Moncloa es un edificio de mediados del siglo XX que ha sufrido varias reformas. En él, Sánchez ha podido cambiar el colchón con cargo al erario público, como reconoció en su libro Manual de Resistencia. Si el PSOE obtiene un buen resultado, podrá seguir viviendo con todas las ventajas de un complejo palaciego de máxima seguridad: sin pagar las facturas de luz, agua, teléfono, calefacción e internet. Además, sus desplazamientos no le costarán un euro. Si quiere ir a Doñana o a Lanzarote, donde Patrimonio del Estado tiene residencias, el queroseno del avión, además de la tripulación, se cargarán en los Presupuestos Generales del Estado. Su mujer e hijas también residen en La Moncloa y no pagan un alquiler. 


Noticias relacionadas

El sueldo público en funciones de Rajoy: récord de España

El sueldo público de Sánchez equivale al de un director comercial de una empresa privada minorista

El Gobierno de Sánchez costará más en sueldos públicos que el primero de Rajoy

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España