miércoles, 24 de abril de 2019

La gestión de nóminas, cada día más simplificada y desde la nube

Es recomendable un programa con una interfaz de usuario sencilla, visual y atractiva

Sueldos Públicos ha recabado información sobre las nóminas de un gran número de cargos electos, entre ellos Isabel Bonig, presidenta del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, que enseñó a este digital su nómina en exclusiva. En esta, revelaba sus varios ingresos y deducciones de un mes en el parlamento autonómico de los valencianos: 588 euros de indemnización, 2.361 euros de asignación básica y 2.050 euros de complemento como portavoz de su grupo parlamentario, menos 180 euros para la Seguridad Social y otros 1.376 euros de descuento de pago del IRPF. 


Tanto para empresas públicas como privadas, la gestión de nóminas y de seguros sociales puede resultar un engorro, un proceso complicado que implica una pérdida de tiempo o de dinero. Pero los ordenadores e internet ofrecen nuevas oportunidades para los empresarios que necesiten ayuda para esta tarea.


Los programas de gestión de nóminas sirven para empresas de todos los tamaños y permiten adaptar todos los parámetros a las necesidades y características concretas de cada compañía. Por supuesto, es recomendable un programa con una interfaz de usuario sencilla, visual y atractiva, más intuitiva en definitiva, para evitar incomprensiones o limitaciones por errores de diseño. 

Nominas


Por supuesto, la principal simplificación en la gestión de nóminas con programas de este tipo viene de la sencillez en realizar cálculos típicamente complejos, como ajustar un salario a líquido o bruto, en todas las formas de cobro y contrato de trabajo, el cobro diario o mensual, jornadas de trabajo a tiempo parcial, por porcentajes, o a tiempo completo, e incluso marcar los días y horas exactos trabajados, en el caso de empleados con jornadas irregulares y que no trabajen los mismos días cada semana.


Finiquitos, altas y bajas

Otra ventaja es la gestión de los finiquitos, tan simples como indicar la fecha de baja del trabajador y marcar los conceptos a pagar en el finiquito en cuestión, para que el programa calcule la cuantía correspondiente, incluso teniendo en cuenta la posibilidad de que el número de días de indemnización por año haya cambiado desde el inicio del contrato hasta el finiquito.


Otras posibilidades desde un mismo software son revisar las condiciones salariales con unos pocos “clicks”, contemplar el número total de nóminas, altas y bajas de la empresa, recibir notificaciones con las fechas de vencimientos de contratos cuando estos están cerca de finalizar y elaborar listados de incapacidades y ausencias de los trabajadores y descontar días completos u horas, así como determinar la causa.


Por supuesto, la conexión a internet permite no solo hacer estas gestiones a través de la nube directamente, en algunos casos, sino que además puede garantizar la actualización constante de tablas oficiales de Seguridad Social, tipos y grupos de cotización, bases, códigos CNAE, de ocupación, mutuas y todo tipo de datos que acaben siendo relevantes en la elaboración de tablas, contratos y nóminas.


Por supuesto, existen programas que implementan sinergias con Microsoft Office, estándar en la elaboración de documentos de todo tipo, de forma que la información necesaria, informes, tablas, contratos y nóminas, puedan ser exportados en ficheros de los programas de Microsoft, como las hojas de cálculo de Excel. En definitiva, es cada día más fácil gestionar este tipo de documentos, imprescindibles para el correcto funcionamiento de cualquier empresa, pero complicados, tanto en pequeñas y medianas empresas, con pocos medios para realizar estas gestiones, como en empresas grandes, que tienen que administrar grandes cantidades de contratos y documentos.

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España