domingo, 24 de marzo de 2019

Lo que siguen cobrando los seis altos cargos de Melilla investigados por corrupción

El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, percibe un sueldo público como senador

@VerstrepenLoic

El presidente de Melilla cobra como senador. Juan José Imbroda percibe 4.485 euros brutos mensuales y 1.919 euros libres de impuestos para gastos de manutención y alojamiento. El doble cuando se cobra la paga extra de junio y diciembre. Es el máximo responsable, junto con la dirección nacional del PP, de mantener en el puesto a varios miembros de su equipo investigados por la justicia percibiendo un sueldo público. ¿Qué ha pasado?


El Gobierno del Partido Popular de la ciudad autónoma de Melilla cuenta con seis altos cargos imputados o investigados en casos de corrupción. Se trata de un vicepresidente, un consejero, tres viceconsejeros y un director general. Acumulan un sueldo público anual total de, al menos, de 389.537 euros brutos. El coste para el bolsillo del contribuyente es mayor si contamos las cotizaciones a la Seguridad Social que oscila entre 20.000 y 25.000 euros por cargo, según el Portal de Transparencia de Melilla. 


La mayoría de ellos se ven afectados por el Caso “Tosca”: el vicepresidente y consejero de Economía (Daniel Conesa Mínguez), los viceconsejeros de Hacienda (Guillermo Frías) y Festejos (Francisco José Díaz) y el director general de Gestión Administrativa y Económica de Medio Ambiente (José Pastor Pineda). Dicho caso investiga el amaño de contratos públicos, supuestamente, con adjudicaciones a empresas a cambio de que estas den trabajo a personas cercanas al Gobierno de la ciudad.


Juan Jose Imborda Sueldos publicos

Imbroda, en un acto de partido. (PP).


La justicia inspecciona asimismo al consejero de Educación, Juventud y Deportes, Antonio Miranda Montilla, por la posible prevaricación en la convocatoria de subvenciones a asociaciones y a la viceconsejera de Administraciones Públicas, María Ángeles Gras, por presunta prevaricación en el Caso “Oposiciones”.


El nombre con mayor rango entre estos altos cargos es el vicepresidente primero, Conesa. El consejero de Economía, Empleo y Administraciones Públicas nació en Melilla en 1961. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales. También ejerce como portavoz del grupo parlamentario popular en la Asamblea de Melilla. Fue profesor tutor del centro UNED-Melilla entre 1985 y 1993. Después pasó a trabajar como administrador en distintas sociedades mercantiles. Según el anteproyecto de presupuestos de la ciudad para 2019, este año cobrará unos 4.504 euros brutos al mes, 9.008 euros los meses de pagas extraordinarias, para un total de 63.055 euros al año.


El consejero de Educación, Juventud y Deportes cobra una remuneración idéntica, pero Montilla además puede percibir complementos por antigüedad, por lo que su percepción final es más alta. La Ley de Presupuestos refleja los salarios de cada cargo, aunque no indica sus nombres, así que no sabemos cuál será la retribución de Montilla este año. En 2017, el último año en el que el Portal de Transparencia ha actualizado esta información, tenía un sueldo base de 59.715 euros anuales, que ascendieron hasta los 72.646 euros gracias a su complemento por antigüedad y a otro por residencia. Son 5.266 euros mensuales y 9.993 euros en junio y diciembre.


En cuanto a los viceconsejeros, también comparten el mismo sueldo base que sus superiores directos, de 4.504 euros al mes este año. Frías y Díaz no son funcionarios, por lo que su retribución se limitará a esta asignación de 63.055 euros anuales. Gras, en cambio, alcanzó a recibir en 2017 un ‘plus’ de 177 euros por antigüedad, más 208 euros para su residencia. No conocemos la cifra exacta para 2019.


Por último, Pastor cobrará en 2019, como director general de Gestión Administrativa y Económica de Medio Ambiente, un total de 74.262 euros. Esta cuantía está compuesta por un salario base de 12.273 euros, un complemento de destino de 8.936 euros, un complemento específico de 24.979 euros y dos pagas extra de 3.980 euros cada una, más 19.024 euros entre trienios y residencia y una paga anual de 1.089 euros. Son 5.525 euros mensuales y 9.505 euros en verano y Navidad.


Estos seis altos cargos investigados se reparten así un total de, por lo menos, 389.537 euros. La cifra podría rozar los 400.000 euros si añadimos complementos por antigüedad e indemnizaciones por residencia.


Entre 2015 y 2017, el Gobierno de Melilla adjudicó seis millones de euros a 13 empresas imputadas en los casos “Ópera” y “Tosca”, mediante 93 contratos menores o concedidos por el procedimiento negociado sin publicidad. La ciudad autónoma tiene unos 86.000 habitantes y contó con un presupuesto de 273 millones de euros en 2018. 


Además, la estela de corrupción se prolonga a seis exaltos cargos que siguen investigados por delitos sobre corrupción. Una de ellas es la que dirigía el área de Bienestar Social en Melilla, María Antonia Garbín. Eso sí, dejó su acta como diputada autonómica en la Asamblea de Melilla el pasado 15 de enero. Le han condenado a 10 años de inhabilitaciones por el caso Abogados en el que se investiga la contratación irregular de letrados, según El País. Los diputados autonómicos de Melilla, sin dedicación exclusiva, percibían 1.500 euros brutos al mes, unos 1.200 euros netos.



Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España