domingo, 24 de marzo de 2019

Sánchez también cobrará casi 7.000 euros brutos si es presidente en funciones durante un mes

Comenzó como concejal en el Ayuntamiento de Madrid en 2004, pero antes fue asesor en el Parlamento Europeo

@VerstrepenLoic

Hace unos días que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, anunció su propuesta para la disolución del Congreso de los Diputados y del Senado y la convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril. Cuando llegue la fecha habrán pasado unos 330 días desde que tomó posesión como presidente, 10 meses y más de tres semanas. Así comenzará un periodo como presidente en funciones, aunque desconocemos cuánto tardará el Congreso en investir a un presidente. Todo dependerá de la voluntad de los españoles. Si el resultado está muy ajustado las negociaciones se dilatarán. Sánchez acumula unos 12 años percibiendo sueldos públicos en política como cargo electo. También ha cobrado como asesor parlamentario en Europa y como miembro de gabinete de un cargo de la OTAN.


Su primer cargo electo lo asumió en 2004, como concejal del Ayuntamiento de Madrid, hasta 2009. Es decir, durante los dos primeros gobiernos de Alberto Ruiz-Gallardón Jiménez (PP). Los 55 concejales del Pleno de entonces, cuando entró Sánchez al consistorio, se distribuían en 30 ‘populares’ (54,5 %), 21 socialistas (38,2 %) y cuatro de Izquierda Unida (7,3 %). A su marcha, el número de concejales ya era el actual, 57, de los cuales 34 pertenecían al Partido Popular, 18 al PSOE y 5 a IU.


Según el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid, en su historial de publicación de retribuciones, en 2009, el año en que Sánchez partió de la corporación local, los concejales con dedicación exclusiva y sin responsabilidades de gestión pública percibían 74.806 euros brutos al año. Para los portavoces de grupos políticos, delegados de áreas de gobierno y tenientes de alcalde eran 110.387 euros anuales. El vicealcalde, Manuel Cobo, cobró 115.186 euros y el alcalde, Gallardón, antes presidente de la Comunidad de Madrid y posteriormente ministro de Justicia, recibió ese año 119.985 euros. Este despidió a Sánchez alabando su “magnifica” labor como “oposición dura”.


Pedro sanchez

Sánchez, durante una rueda de prensa en La Moncloa (EFE. Chema Moya).


Actualmente, un concejal sin responsabilidades de gestión pública del Ayuntamiento de Madrid tiene un sueldo de 65.811 euros anuales, 8.995 euros menos que en 2009, lo que equivale a unos 5.484 euros cada mes. Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, percibe hoy un salario de 106.131 euros anuales asignados para 2019. En 12 pagas son 8.844 euros al mes. Sin embargo, debido al código ético de Ahora Madrid, Carmena solo puede cobrar un máximo de cinco veces el SMI, que en 2019 es de 900 euros netos al mes. Son 14 pagas anuales. Por tanto, podrá recibir un total de 63.000 euros netos este año si revalida su asiento en la alcaldía. El resto de su sueldo, siguiendo el reglamento interno de Ahora Madrid, debe donarlo a proyectos sociales.


Sánchez accedió seguidamente al Congreso de los Diputados, tras la renuncia de Pedro Solbes a su acta de diputado dejando la vacante para el actual presidente del Gobierno. En las elecciones generales de 2011 perdió el escaño al estar situado undécimo en la lista del PSOE por Madrid, circunscripción en la que los socialistas solo consiguieron colocar a diez diputados. Con la renuncia de Cristina Narbona, esposa del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borell, en enero de 2013, Sánchez volvió al Congreso, donde ejerció, durante algo más de un año, como portavoz de la Comisión para el Estudio del Cambio Climático.


Desde mediados de junio de 2010, tras el recorte en un 15% de los sueldos públicos a los altos cargos y políticos, las retribuciones de los diputados estuvieron congeladas hasta el ejercicio 2017. En este periodo, la asignación constitucional para todos los diputados era de 2.814 euros mensuales y el complemento como portavoz de comisión era de 1.046 euros al mes. Durante el tiempo que fue portavoz de comisión entre 2013 y 2014, Sánchez llegó a percibir durante la X legislatura del Congreso unos 3.861 euros mensuales, 7.722 euros los meses de pagas extraordinarias, para un total de 54.054 euros al año. Además, hay que añadir la indemnización por ser diputado de Madrid, que era de 14 pagas anuales de 871 euros libres de impuestos, 12.187 euros al año.


Tras la dimisión de Alfredo Pérez Rubalcaba, Sánchez fue elegido secretario general del PSOE por la mayoría de militantes en julio de 2014. Sin embargo, hubo desacuerdos en el partido respecto de la decisión de Sánchez de que el Grupo Socialista votara “no” a la investidura de Mariano Rajoy con el apoyo de Ciudadanos, mientras que otros pedían la abstención. Así fue forzado a dimitir como secretario general y, además, renunció a su acta de diputado en octubre de 2016. Mediante otro proceso de primarias, acabó recuperando el liderazgo de los socialistas contra la candidatura de Susana Díaz en junio de 2017.


Según el Portal de Transparencia de la web del PSOE, el secretario general del partido fue retribuido en 2017 con 7.305 euros brutos al mes, 14.610 euros en junio y diciembre. En total, 102.273 euros al año.


Tras recuperar la secretaría general del partido, el grupo socialista presentó una moción de censura contra Rajoy a finales de mayo de 2018. La coyuntura política venía marcada por una sentencia judicial de la trama Gütel que dejaba claro que el PP es un partido salpicado por la corrupción. De esta manera, Sánchez quedó investido presidente en junio de 2018. En el cargo, para 2019, tiene asignado un sueldo de 82.978 euros al año en 12 pagas (6.914 euros al mes). Mantendrá este mismo salario cuando queden disueltas las cámaras legislativas y lidere un gobierno en funciones hasta que sea sustituido. Si revalida el cargo su nómina seguirá siendo la misma, al menos durante 2019.


Trabajó como autónomo

Pedro Sánchez nació en Madrid en 1972. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el Real Centro Universitario María Cristina de El Escorial y doctor, con polémica incluida por su tesis, en Economía y Empresa por la Universidad Camilo José Cela. Empezó la carrera de Derecho, pero no la terminó. Él y Leopoldo Calvo-Sotelo, ingeniero, son los dos únicos presidentes de la democracia que no son licenciados en Derecho, frente a Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar, Felipe González y Adolfo Suárez, todos con formación jurídica universitaria. 


Sánchez ha trabajado en la empresa privada y también ha cotizado como autónomo, concretamente ha sido consultor en proyectos internacionales.  Además, ha sido asesor, con 26 años, en el Parlamento Europeo y miembro del gabinete del alto representante de Naciones Unidas en Bosnia, Carlos Westendorp, durante la guerra de Kosovo. Jugó hasta los 21 años en el equipo de baloncesto de Estudiantes. 

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España