lunes, 22 de abril de 2019

Conversaciones con el joven asesor que le escribía los discursos a Ximo Puig

Borja Sanjuán ahora cobra 500 euros brutos más al mes en el Ayuntamiento de Valencia

@RookieLlorca

Borja Sanjuán nació en València en 1992 y su primerizo interés por la arquitectura pronto cayó sepultado bajo su vocación política. Su militancia desde los 15 años en Joves Socialistes (la rama juvenil del Partido Socialista en la Comunidad Valenciana) determinó sus estudios, que finalmente fueron un doble grado de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de València. Tras un rifirrafe con uno de sus profesores, Sanjuán decidió completar su formación con otro grado, esta vez de Economía. Así, llegó a cursar tres licenciaturas simultáneamente. Su primer contacto con el mundo de la política, profesionalmente, llegó de la mano del Parlamento Europeo. Un contrato de prácticas le permitió trabajar para la oficina de Vicent Garcés, eurodiputado socialista y uno de los fundadores del PSPV. 


Con esta experiencia, de cinco meses, sin remuneración y sin beca, Sanjuán volvió a València con un currículum que le permitió optar a un puesto como becario en Garrigues, uno de los despachos de abogados más prestigiosos de la ciudad y de España, dentro del departamento de litigación y arbitraje. “En aquel momento, el sueldo iba variando, pero creo que cobraba entre 600 euros y 800 euros al mes por una jornada completa”, recalca Sanjuán rememorando su primer sueldo de prácticas.


No obstante, en 2015 surgió la oportunidad profesional que sacaría a Sanjuán del sector privado. Un contrato como asesor territorial para la oficina del Parlamento Europeo de los eurodiputados socialistas le permitía crear un “puente”, como él mismo explica, entre Europa y las Corts Valencianes. Esta experiencia, remunerada con, aproximadamente, 1.350 euros al mes en 14 pagas, le permitió dar el salto al gabinete de asesores del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en 2016. “El trabajo de un asesor depende de su rol, su perfil. 


Borja sanjuan


Concretamente, yo me encargaba de la preparación de los discursos del presidente”, aclara Sanjuán. Tenía un sueldo asignado de unos 3.600 euros brutos al mes. En aquel momento, el sueldo de Puig superaba los 68.200 euros brutos anuales. Ahora percibe 70.096 euros al año y 9.813 euros de “indemnización por residencia”. “Fue muy valiente por su parte (Puig) confiar en alguien tremendamente joven para lo que estamos acostumbrados. Estoy muy agradecido y fue un honor”, destaca Sanjuán de su primera labor de asesoría. El pasado mes de noviembre, el asesor valenciano abandonó el equipo del presidente de la Generalitat para unirse al grupo de Sandra Gómez, primera teniente del alcalde del Ayuntamiento de Valencia y candidata del PSPV a la alcaldía de la ciudad. 


Sobre su papel en la política, Sanjuán reflexiona y destaca que “es un trabajo totalmente vocacional. Dejarlo dependería de si me siento útil haciendo lo que hago y si mantengo la ilusión”. Es por ello por lo que tilda de “probable” su vuelta al sector privado. “Todo tiene fecha de caducidad, todo te lo tienes que tomar como algo temporal. Yo estoy muy a gusto aquí. Formar parte de los pequeños pasos que hemos dado es algo que trasciende de lo laboral y es lo que diferencia la política del sector privado”, aclara el asesor. Según su cuenta de Twitter, Sanjuán también es portavoz del PSPV-PSOE en la capital del Turia.


Transparencia y juventud

El salario de Sanjuán, como miembro de la administración, publicado en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de València, está cifrado en 57.424 euros al año. Son 4.101 euros en 14 pagas. La jefa de su equipo, Gómez, percibe 79.298 euros anuales por su labor en el consistorio valenciano. Esto son 5.664 euros en 14 pagas. El PSPV retiene el 10% del sueldo de sus representantes y lo donan al partido. Además, el propio Sanjuán confirma una cuota de afiliado de 90 euros al año. Así pues, del sueldo total del asesor, el partido ingresa 5.742 euros anuales. En suma, Sanjuán cobra más como asesor en el Ayuntamiento de Valencia que como asesor en Presidencia de la Generalitat. Unos 500 euros brutos más al mes.


La transparencia de las instituciones supone una de las cuestiones políticas más importantes para las generaciones más jóvenes, según Sanjuán y esto se ha debido a un “cambio en la escala de valores”. Aunque, destaca que “la transparencia no puede constituir el inicio de una cultura del linchamiento. Es un riesgo que tenemos ahora con la polarización de la opinión pública. Se tiende a demonizar, a linchar. Un mal concepto de la transparencia supone exponerse a críticas que no atacan el mensaje, sino al emisor”. La “permisividad” de este tipo de ataques es, según el asesor, una de las razones que ha motivado la irrupción de VOX. “Hay que tener cuidado. La transparencia es positiva, pero ha venido acompañada de otros fenómenos que nos han empobrecido democráticamente. A día de hoy, no sé si el saldo es positivo”, zanja Sanjuán. 


El asesor valenciano representa uno de los numerosos casos del trasvase de jóvenes talentos del sector privado al sector público y viceversa. En ese juego, Sanjuán destaca la importancia de “prestigiar el lugar de trabajo” para que esta práctica sea algo habitual. “En los últimos años han cristalizado una serie de ideas que transmiten un enfoque muy negativo de la política y de aquello que lo rodea, esto ha provocado que profesionales de otros sectores se lo piensen mucho antes de dar el paso”, explica el asesor apenado. Una reflexión en la que destaca que “si seguimos en esta dinámica, empobreceremos enormemente la administración”. 


El envejecimiento de la administración es algo palpable y, sobre todo, tal y como relata Sanjuán, en la Generalitat Valenciana donde una gran cantidad de profesionales se jubilarán en los próximos años sin relevo generacional, puesto que “no ha habido oposiciones”. No obstante, Sanjuán atisba rejuvenecimiento en el sector político de la administración: “Sandra Gómez se presenta a alcaldesa y tiene 33 años, al igual que José Muñoz, secretario de organización del PSPV. A Ximo Puig no le duele apostar por la gente joven. La oxigenación también ha venido por la ruptura del sistema tradicional de partidos”. 


Asesor C1 

Puig aprovechó el verano para incrementar los ingresos de sus asesores. Ocurrió en agosto. Este digital explicó que la categoría C1 es la mejor pagada y el president ascendió a tres asesores. A Daniel Domingo Cámara, Esther Ortega Bordería y Borja Jesús Sanjuán Roca les fijaron un aumento salarial desde escalafones inferiores para percibir 50.414 euros al año en 14 pagas. Es decir, 3.601 euros al mes, más dos pagas extraordinarias de la misma cuantía, por lo que cobran 7.202 euros en junio y diciembre. Esta percepción anual se compone de un sueldo base anual de 13.058 euros más un complemento de 30.154 euros y las dos pagas extra. 


En total, siete cargos de confianza percibían esta retribución en agosto, aunque recientemente Puig ha incorporado a otra persona, Ignasi Muñoz, antiguo corresponsal de Catalunya Ràdio en Valencia durante 14 años y con una dilatada experiencia en otros medios. Muñoz es hermano de José Muñoz, diputado del PSPV-PSOE en las Cortes Valencianas. Según Valencia Plaza, Muñoz ha aceptado incorporarse para lo que queda de legislatura y reforzar el equipo de Puig tras 20 años de actividad profesional y después de “un periodo sabático que se había tomado”.


Noticias relacionadas

Mamá, de mayor quiero ser político 

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España