miércoles, 16 de octubre de 2019

Cada eurodiputado de Podemos generó, de media, más de 115.000 euros en gastos de personal en el primer semestre de 2017

La oficina de Miguel Urbán, la más costosa

@RookieLlorca

El 26 de mayo de 2014, Podemos irrumpió en el Parlamento Europeo arrastrando a una grandísima masa de votantes. 1,2 millones de personas se volcaron con el nuevo partido y consiguieron un 7,97% del electorado. Este porcentaje permitió a la formación morada enviar a Bruselas y Estrasburgo, en aquel momento, a Pablo IglesiasTeresa Rodríguez, Carlos Jiménez Villarejo, Pablo Echenique y Lola Sánchez. Esta última es la única que, todavía, mantiene sus funciones en Europa, el resto de sus compañeros han ido ocupando distintos lugares dentro del organigrama del partido.


En política, los cargos de confianza, llamados también de libre designación o remoción, también llamados 'nombrados a dedo', algunos como asesores, son necesarios para formar un buen equipo que asista a los cargos electos. Podemos se ha rodeado de un grupo de empleados que supera, con creces, las inversiones realizadas en el resto de sus grupos parlamentarios autonómicos.


El Portal de Transparencia de la formación se sometió a su última actualización el 30 de junio de 2017. Más de un año y medio después, solo contamos con dichos datos como referencia analizarlos. Este mismo portal es el que refleja 580.800 euros de gasto de personal acumulado desde del 1 de enero de 2017 hasta la fecha de su última actualización. Más de medio millón de euros en seis meses. Esto son 96.800 euros mensuales que se destinan a cubrir las nóminas y la seguridad social de sus empleados. Así pues, las oficinas de Podemos en Parlamento Europeo acumulan más gastos de personal que el 96% del resto de sus grupos parlamentarios, según cifras del propio partido.


Podemos Europarlamento

Urbán, a la izquierda. (Público).


Únicamente el Parlamento de Andalucía cuenta con un gasto mayor en este apartado, 610.152 euros, pero, cabe decir, que la formación morada contaba hasta diciembre con 15 diputados en la institución andaluza. Así pues, en esta región, el partido gasta, en personal, 40.676 euros por representante. En Europa, esta cifra se dispara hasta los 115.160 euros de media.


En 2017, Podemos contrató a 30 personas para trabajar en el grupo parlamentario europeo de la formación. El salario de los nuevos trabajadores osciló entre los 1.891 euros y los 2.921 euros brutos mensuales. A diferencia de otros empleados, todos estos sueldos salen íntegramente de las arcas del partido.


La oficina de Miguel Urbán es la que más gastos de personal acarreó para el partido. Concretamente, las nóminas y la seguridad social de los trabajadores supusieron 123.898 euros de gasto para la formación morada en los seis meses de 2017 contabilizados en el Portal de Transparencia de Podemos. Le siguen las oficinas de Estefanía Torres, 117.577 euros; Lola Sánchez, 116.543 euros; Xabier Benito, 113.311 euros y Tania González, 109.469 euros.


Un sueldo que podría incrementar

El Documento Ético de Podemos, el artículo XI ii concretamente, limita el sueldo de sus miembros en tres salarios mínimos interprofesionales (SMI). La cámara europea fija el salario de los representantes en 8.484 euros mensuales en 12 pagas, por lo que, hasta ahora, los eurodiputados de la formación morada donaban, tras impuestos y cotizaciones, más de 2.800 euros cada mes al partido.


Con la aprobación de la subida del SMI a 900 euros netos al mes en 2019 (14 pagas anuales), los eurodiputados de la formación que dirige Pablo Iglesias podrían llegar a cobrar 2.700 euros mensuales, en el caso de no tener hijos ni personas a cargo. Así pues, el salario de Torres, Sánchez, Benito y González dejaría de ser de 2.476 euros mensuales y aumentaría en 234 euros. Urbán ya percibe 2.800, por lo que entendemos que cuenta con personas o hijos a su cargo. Este aumento colocaría su salario por encima de los 3.000 euros mensuales.


Más gastos y menos aportaciones

Podemos publicó el pasado año un resumen del ejercicio económico de 2017. En él se muestran los ingresos y gastos derivados de la actividad del partido que ocasionaron un saldo positivo final de 4,9 millones de euros. El propio Portal de Transparencia del partido hizo públicas las previsiones económicas para 2018, teniendo en cuenta el aumento de las subvenciones y los distintos tipos de gastos. Este presupuesto contaba con un saldo positivo previsto de, únicamente, 2,4 millones de euros.


Esta caída de los beneficios y del ahorro del partido se debe, principalmente, al aumento de los gastos de personal en casi dos millones de euros. Para 2018, la formación tuvo una previsión de gastos en nóminas y Seguridad Social de más de nueve millones de euros. Además, el aumento del gasto viene precedido por un descenso de los ingresos. Concretamente, el partido dejaría de ingresar cerca de 300.000 euros por aportaciones de sus cargos públicos y las cuotas voluntarias también descenderían. A la espera de resumen oficial del ejercicio de 2018, Podemos dejaría de ingresar, según estos datos, 2,5 millones de euros en un año. Y 2019 es año electoral.


Noticias relacionadas

Esta es la nómina de una eurodiputada

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España