miércoles, 19 de diciembre de 2018

Representar a Cataluña en Estados Unidos sale más caro que pagar el sueldo de Pedro Sánchez

Victòria Alsina sucede a Andrew Davis, quien había ocupado el puesto de delegado del Govern de la Generalitat de Cataluña en la primera potencia del mundo desde 2008

@RookieLlorca

Desde el 30 de octubre, Victòria Alsina es la delegada del Govern de la Generalitat de Cataluña en Estados Unidos. Accedió al cargo por concurso público. El Ejecutivo catalán dispone de 13 delegaciones o “embajadas” fuera de la región. Estas instituciones, como refleja el propio portal web autonómico, tratan de facilitar la comunicación bilateral entre las autoridades de estos 13 territorios y Cataluña, sobre todo en materia de competencias políticas, relaciones internacionales y cooperación al desarrollo. El 27 de octubre, hace ahora un mes, Alsina publicaba en su cuenta de Twitter, en catalán:

Es un orgullo representar a Cataluña en los Estados Unidos, un país que me ha hecho crecer y amar. Un servicio exterior catalán profesionalizado y propio del siglo XXI es posible. Gracias conseller @ernestmaragall por iniciar este camino y a los otros 56 candidatos por su compromiso.

Alsina sucede a Andrew Davis, quien había ocupado el puesto desde 2008, en sus labores en Washington D.C y Nueva York. El Gobierno de Cataluña ha borrado los detalles de la oferta de empleo a la que, finalmente, ha accedido Alsina tras superar un proceso de selección y un jurado formado por Eulàlia Solé, Natalia Mas, Josep Ibáñez y Albert Ginjaume. Pese a haber suprimido la oferta oficial, que también recogía los detalles contractuales de la delegación catalana en París, otros medios se hicieron eco de las funciones, los criterios de selección y, por supuesto, la retribución de este cargo.


Por lo tanto, sabemos que el sueldo de Alsina será de 82.209 euros brutos anuales. La oferta no especifica si esta cuantía se percibe en 12 o en 14 pagas. La primera opción dejaría la percepción mensual de Alsina en 6.850 euros. La segunda, en 5.872 euros al mes y dos pagas extraordinarias en junio y diciembre que ascenderían a la misma cantidad. Así, sus ingresos serían de más de 11.700 euros dos veces al año.


Victoria alsina 2014

Alsina, en 2014. (Fundación Rafael del Pino).


Esta suma se complementará con una indemnización no estipulada que responde a un “concepto de equiparación del poder adquisitivo y de la calidad de vida”. Teniendo en cuenta el sueldo de su predecesor, 131.214 euros al año, podemos estimar una cuantía a modo de indemnización que rondará los 50.000 euros.


De estos factores de compensación según el destino, el clima, la lejanía, la peligrosidad o el nivel de vida, te informamos cuando publicamos, en exclusiva, los sueldos, aproximados, de todos los embajadores de España. Recuerda que el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación negó a este digital el acceso a los datos exactos sobre sus retribuciones y se limitó a facilitarnos la fórmula para calcularlos. Es una cantidad que no aparece completa en el Portal de Transparencia del Gobierno.


Representar a Cataluña en Estados Unidos, por tanto, es más caro que pagar la retribución del presidente del ejecutivo español. Pedro Sánchez, como ya analizamos en Sueldos Públicos, percibe 80.952 euros brutos al año, aproximadamente. El sueldo base del que gozará Alsina, sin contar la indemnización, supera al del presidente, siguiendo, por tanto, la línea económica de la Generalitat de Catalunya en la que su presidente, Quim Torra cobra casi 147.000 euros brutos este año, aunque donará una paga extra tras la polémica con la subida de su sueldo. Te lo explicamos en este enlace.


Cataluña USA


No obstante, el “honor” de ser el representante de Catalunya fuera de la comunidad mejor pagado corresponde a Ferran Mascarell. El delegado del gobierno de la Generalitat en Madrid percibió, en 2017, una retribución fijada en 84.919 euros. La cuantía, equiparable a la de un secretario autonómico de la región, supera con creces la percepción de otros delegados como Rosa Amorós, delegada en el Pirineo Alto y Arán, Eudald Casadesús, delegado en Girona, u Óscar Peris, delegado en Tarragona. El sueldo, igual para todos los delegados territoriales del gobierno dentro de las fronteras catalanas, quedo estipulado en 81.395 euros en 2017.


Cabe añadir que, con la aplicación del artículo 155, las delegaciones exteriores fueron suspendidas y no pudieron aprobarse los presupuestos para 2018. Actualmente, los miembros del Parlament de Cataluña continúan debatiendo para conseguir aprobarlos. Esto significaría, entre otras cosas, una modificación del sueldo del delegado en Madrid y del resto de representantes esparcidos por el territorio catalán.


Un millón de dólares para mantener dos oficinas durante seis meses

La Generalitat de Cataluña cuenta con dos oficinas destinadas a la delegación en Estados Unidos. La primera, situada en Nueva York, se encuentra emplazada en el número 360 de la avenida de Lexington, en pleno Manhattan. Concretamente, la oficina se sitúa a menos de 200 metros del Empire State. La otra oficina se encuentra en Washington D.C, en el número 1050 de K Street NW.


A finales de 2017, se realizaron cuatro transferencias desde la Generalitat y se ingresaron en la Catalonia Delegation USA Inc. La suma de estas transacciones que se iniciaron el 2 de junio y cesaron el 1 de noviembre asciende a 989.860 dólares, unos 830.217 euros. La Generalitat justificó estos gastos, superiores a los declarados en los anteriores semestres, asegurando que eran para “cubrir salarios y gastos de los últimos seis meses”, según la documentación presentada al Departamento de Justicia estadounidense.


En este digital ya analizamos los gastos derivados del uso de estas “embajadas” destinadas a la representación de Cataluña en el exterior. Mantener las nueve oficinas costó, a finales de 2017, 6.163.000 euros, justo antes de ser clausuradas por la aplicación del artículo 155. Además, el ejecutivo catalán tuvo que despedir a 33 empleados de estas oficinas que no pudieron ser recolocados.


Profesora en la Universidad de Nueva York

Victòria Alsina Burgués nació en Barcelona en 1983. Es doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad Pompeu Fabra. Además, ha sido profesora de investigación en la Tandon School de Ingeniería, un órgano dependiente de la Universidad de Nueva York. También ha sido docente en el Ash Center de la escuela Harvard Kennedy.


En su perfil de delegada, actualizado el 15 de noviembre, dice ser especialista en reforma del sector público, en colaboración público-privada y en regeneración democrática. En 2014 recibió una beca de excelencia de la Fundación Rafael del Pino. Entre sus objetivos de esta Fundación sin ánimo de lucro están: formar dirigentes; impulsar la iniciativa individual, los principios del libre mercado y la libertad de empresa; fomentar la actividad emprendedora, contribuir a mejorar la salud y la condiciones de vida de los ciudadanos y mejorar el conocimiento de la Historia de España y proteger el patrimonio cultural español.

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España