miércoles, 19 de diciembre de 2018

Polémica por la tesis de un documental sobre la Guerra Civil que ha recibido casi 180.000 euros de dinero público

“Experimento Stuka” fue galardonado en los Premios del Audiovisual Valenciano el pasado 16 de noviembre

@VerstrepenLoic

“Experimento Stuka” es un largometraje documental, premiado en la categoría de “mejor documental” de los Premios del Audiovisual Valenciano el pasado 16 de noviembre. Sin embargo, podría tratarse de una obra que presenta una perspectiva falseada sobre los hechos históricos que narra, según han denunciado algunos historiadores en varios artículos publicados en medios digitales, como Valencia Plaza y Libertad Digital. El documental está coproducido por TVE y ha recibido cientos de miles de euros públicos para su producción y distribución. Su presentación fue cubierta por la prensa local y nacional. 


La obra audiovisual explica un episodio de la Guerra Civil en España relacionada con la batalla de Levante: el bombardeo de cuatro pequeños pueblos de la comarca del Maestrazgo, en Castellón, por parte de los nazis. La tesis de los autores es que esta misión servía para experimentar con aviones -los llamados Stuka- que serían usados posteriormente en la Segunda Guerra Mundial y calibrar si tenían autonomía para cargar con una nueva bomba de 500 kilos. Ocurrió en mayo de 1938.


Algunos expertos en la materia han mostrado su descontento. Vicente Grau es uno de ellos, y considera que se podría estar llevando a cabo una mitificación del conflicto con un episodio que fue silenciado por los historiadores franquistas, ya que “no les gustaba hablar de sus derrotas”.


Por otro lado, el profesor James S. Corum, de la Universidad de Sladford en Manchester, señala que la decisión de producir en masa los aviones JU 87, de los que habla el documental, financiado con dinero público, se tomó en marzo de 1936, antes de que empezara la guerra, por lo que el bombardeo no habría consistido en un experimento determinante en la decisión de masificar la producción de estos aviones, como afirma el documental en su página web.


Stuka


Es decir, unos piensan que sí, que hubo bombardeo, destrucción y víctimas mortales (39-40 o más de 40, según las fuentes) pero se enmarca dentro de las tácticas normales de la contienda, con la finalidad de eliminar objetivos militares y hundir la moral del enemigo atacando poblaciones civiles indefensas. Y no fueron cuatro pueblos. Fueron siete, según otros historiadores. Pero no fue una operación secreta para experimentar armamento ni se puede calificar de “el Guernika de Castellón”. La Mesa Autonómica de la Cultura Valenciana, el ente que decidió los premios, relegó el documental “La estrategia del silencio” que hace un repaso al esfuerzo de nueve familiares de víctimas del accidente de metro de Valencia de 2006 entre otras obras que optaban al premio.


La productora de “Experimento Stuka”, SUICAfilms, ha respondido a la polémica en sus redes sociales, con la afirmación de que el documental trata de “la desconexión entre esa Historia, ya escrita, y los protagonistas de esa historia, las víctimas, debido al largo silencio”. Sus autores son Rafa Molés y Pepe Andreu. La contestación, extensa, va más allá y también se centra, según ellos, en la "mala praxis" periodística" del redactor de Valencia Plaza, Javier Cavanilles, que, sí ha visionado el documental y ha tenido algunos "roces" personales con los autores. Estos afirman en Facebook:


(...) Consideramos ‘Experimento Stuka’ una revisión de la historia de las víctimas del bombardeo a quienes se contó una versión oficial franquista que aseguraba que había sido la aviación republicana la responsable de los crímenes. Esto ha provocado, como se ve en el documental, el enfrentamiento silencioso entre los vecinos durante 75 años y que el único homenaje a una víctima de la guerra fuese, paradójicamente, un monolito a un oficial nazi en Benassal. Nos sentimos orgullosos de haber revisado esa versión con nuestro pequeño relato y conectar a los protagonistas de la historia con la Historia escrita por Antoni Beevor y contenida en los documentos. Invitamos a seguir a todos este camino en sus propias familias, pueblos y ciudades (...)


Reconocen que lo mostrado en el largometraje ha sido distorsionado por los medios que denuncian sus inexactitudes históricas y no reflejan la realidad que muestra el documental. Sueldos Públicos no ha visionado la cinta. Nuestro cometido es otro: analizar lo que cobran los cargos públicos y el uso del dinero público, su nivel de gestión y transparencia.


Así, conocemos algunas subvenciones y ayudas públicas percibidas por la productora para la producción del controvertido documental. SUICAfilms comenzó a desarrollar “Experimento Stuka” en 2014 y ya solicitó una ayuda pública al Instituto Valenciano del Audiovisual y la Cinematografía (IVAC) en la convocatoria de dicho año. Sin embargo, se desestimó la solicitud por no obtener puntuación suficiente para encontrarse entre los proyectos beneficiarios. En 2015, en cambio, sí consiguieron una buena puntuación que les permitió recibir 28.595 euros de esta entidad, perteneciente a la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana, distribuidos en dos años (17.912 euros en 2015 y 10.683 euros en 2016).


El año siguiente SUICAfilms volvió a solicitar las ayudas económicas del IVAC para la producción de “Experimento Stuka”, y obtuvo una puntuación de 94 puntos sobre 100. Con esta puntuación, la Generalitat concedió a la productora un total de 90.000 euros más, distribuidos en tres años (21.626 euros en 2016, 34.187 euros en 2017 y 34.187 euros en 2018). En 2017, de nuevo, optaron a las ayudas públicas del IVAC, que les concedió 40.000 euros en dos años, 20.000 euros en 2017 y otros 20.000 en 2018.


En total, entre 2015 y 2018, SUICAfilms ha recabado 158.595 euros de la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana para la producción del largometraje. Año por año, fueron 17.912 euros en 2015, 32.309 euros en 2016, 54.187 euros en 2017 y otros 54.187 euros este año.


Director adjunto y director general 

El máximo responsable del IVAC es José Luis Moreno, director adjunto de Audiovisuales y Cinematografía, junto a Abel Guarinos Viñoles, director general del Instituto Valenciano de Cultura (IVC). Moreno es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia, donde también obtuvo una diplomatura de estudios avanzados en Comunicación Audiovisual. Desde el año 2000 trabaja en el IVAC, como técnico de fomento del audiovisual y jurídico de subvenciones.


En 2014 pasó a ser director general de CulturArts, hasta 2016, y subdirector general de CulturArts IVAC hasta 2017, cuando fue designado en su puesto actual. Según el Portal de Transparencia del IVC, percibe 54.401 euros brutos anuales. En 14 pagas, son 3.886 euros al mes, 7.772 euros los meses de pagas extraordinarias. Entre sus bienes, declara tres inmuebles, una vivienda y otros dos inmuebles urbanos en Valencia, con un valor catastral total de 64.615 euros. También afirma en su declaración de bienes tener 9.085 euros en acciones y participaciones, y 60.623 euros de deuda hipotecaria pendiente.


Guarinos es licenciado en Filología Valenciana por la Universidad de Valencia y tiene un máster en Gestión de Servicios Culturales. Entre 1992 empezó como técnico de gestión cultural en la administración pública autonómica, hasta 2016 cuando fue nombrado director general del IVC. Cobra 60.325 euros al año, equivalentes a unos 4.309 euros mensuales, 8.618 euros con paga extra.


Además, “Experimento Stuka” también recibió 20.000 euros de la Diputación Provincial de Castellón, gobernada por el PP, para “dar a conocer y dignificar la memoria de los pueblos del Maestrat que sufrieron los bombardeos del experimento de la aviación nazi en los que fallecieron 38 castellonenses”. Por lo tanto, la cuantía de dinero público en subvenciones para la producción del documental asciende 178.595. Además, el largometraje es una coproducción de TVE, es decir, se usará dinero público y recursos para su futura promoción, difusión y emisión. Los Premios del Audiovisual Valenciano, en los que “Experimento Stuka” fue galardonado, carecen de dotación económica, son honoríficos, aunque sí proporcionan cierta visibilidad al producto audiovisual premiado. Valencia Plaza afirma que son casi 200.000 euros.


Actualizado a las 22:17 horas del 27 de noviembre:


Para entender mejor la polémica sobre las dos versiones del bombardeo facilitamos el artículo de Valencia Plaza. (Se publicó el 21 de junio, luego un editorial de disculpas y el 29 de septiembre se vuelve a publicar):

Experimento Stuka: Castellón nunca fue Guernica

El 17 de noviembre se publicó La mentira revisionista del ‘Experimento Stuka’ se impone a la dolorosa verdad de ‘La estrategia del silencio’


Para conocer la versión de los autores del documental y comprender el proceso por el que el periodista se puso en contacto con ellos en junio, la versión que defienden, el reconocimiento del director de Valencia Plaza, las disculpas, la denuncia por mala praxis periodística, las llamadas y el intercambio de correos electrónicos, es fundamental leer este artículo y el mensaje extenso de Facebook posterior: Experimento Stuka, cuando los nazis bombardearon El Maestrat castellonense  


La portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Castellón, Cristina Fernández, ha solicitado este martes la cuantía total de las subvenciones que ha recibido el documental.


En estos enlaces puedes consultar las ayudas del IVA:

2015 

2016 

2017 

2018 

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España