jueves, 15 de noviembre de 2018

Hasta 15.000 euros de beca concedida por una asociación privada de cerveceros para investigar propiedades de la cerveza en una universidad pública

La página web de la Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas publicó su última nota de prensa en 2009 y su sección de 'Estudios' está en 'construcción'

@VerstrepenLoic

Los grupos de presión pueden ejercer su influencia en los asuntos públicos más allá del ámbito político. Un ejemplo es usar como herramienta a la Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas. Se trata de un convenio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) con el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS). Cerveza y Salud es una entidad de carácter científico, pero financiada por Cerveceros de España, el lobby de los productores de cerveza españoles. Cerveceros destina 51.700 euros anuales a esta cátedra para investigar y organizar eventos educativos sobre las bebidas fermentadas. 


Por otro lado, el CICS cuenta con su propio Comité Científico, que según su código ético debe ser independiente, aunque percibe una remuneración “dentro de lo que es la cuantía habitual en el ámbito académico-científico”. Hemos preguntado a Cerveza y Salud cuál es su remuneración o, en caso de no querer publicarla, cuál es la referencia de una “cuantía habitual” en el ámbito académico a la que se refieren. No hemos obtenido respuesta a esta cuestión.


La Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas pretende analizar, investigar y realizar actividades docentes sobre bebidas fermentadas: vino, cerveza y sidra. Se centra en su “relación con la salud humana dentro del contexto de una alimentación saludable”, y “desde el análisis de un consumo moderado por adultos sanos”. Para ello Cerveceros de España, a través del CICS, ingresa a la UCM 51.700 euros al año, que no aparecen reflejados específicamente en las cuentas anuales de 2017 de la entidad pública. Una de los miembros que componen el grupo de la Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas forma parte a su vez del Comité Científico del CICS, labor por la que es remunerada.


Cerveza foto

Imagen: Pixabay.


Por otro lado, Cerveza y Salud concede dos becas, cada año, para la realización de proyectos de investigación en torno al consumo moderado de cerveza y su relación con la salud humana. Para ello, ingresa a los ganadores de las becas una cantidad de 15.000 euros, junto a una segunda cuantía de 3.000 euros destinada directamente al departamento del centro de investigación o la universidad a la que pertenece el becado. En total, 18.000 euros. Desde que se concede esta beca, la UCM ha recibido esta dotación tres veces, en concepto de subvención para la compra de material para la investigación. La última, en 2012. 


De los 36 becados hasta la fecha, solo dos pertenecían a entidades privadas. La mayoría de los estudios becados, naturalmente, investigan los beneficios de un consumo moderado de cerveza en adultos sanos, como “Posible efecto neuroprotector del lúpulo” o “Mecanismos moleculares de acción de los polifenoles de la cerveza frente a la obesidad”.


Para cumplir el convenio de la Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas, el CICS, y por lo tanto Cerveceros, ingresa a la UCM una cuantía de 51.700 euros al año, según la memoria de cátedras de 2017. Emplea este presupuesto para la organización de varias jornadas al año sobre bebidas fermentadas y salud, principalmente. Aunque según la memoria en 2017 realizó una investigación, y sus objetivos comprende el desarrollo de estudios respecto a las bebidas fermentadas, la sección de investigación de su web no presenta los resultados de estas, y la última nota de prensa publicada data de julio de 2009. En cambio, sí se actualiza su información sobre las jornadas que organiza.


Notas de prensa cerveza

Captura de pantalla de la web de la Cátedra de la Cerveza. La última nota de prensa es de julio de 2009.


Este digital ha intentado contactar con la Cátedra a través de los datos de contacto ofrecidos en la web. Las llamadas no las descuelga nadie y los correos electrónicos no se entregan porque “no se encuentra la dirección de correo o esta no puede recibir correo”. Por ello, hemos entrado en contacto con el director de la cátedra, César Nombela Cano, catedrático de Microbiología en la UCM. Explica que las temáticas y la gestión son responsabilidad exclusiva de la universidad, y que los científicos seleccionan libremente sus objetivos sin tener que ceñirse a cuestiones relacionadas con la cerveza. “También hemos apoyado a becarios y técnicos de investigación en proyectos, todo ello en línea con los objetivos de investigación de nuestro grupo que tiene una trayectoria acreditada y una producción científica de impacto”, señala Nombela.


La UCM tiene más cátedras pactadas con entidades privadas, como Roche Diagnostics, Valeo Service o The Modern Kids & Family. Capsa Food, empresa responsable de la marca Central Lechera Asturiana, promociona una cátedra extraordinaria para actividades de formación e investigación en nutrición y educación para la salud, centrada en lácteos y derivados. Para ello la UCM recibió 50.000 euros de Capsa Foods iniciales y una aportación anual de 15.000 euros.


Las cuentas anuales de la Universidad Complutense de Madrid revelan que 5,3 millones de euros ingresados por la universidad provienen de entes privados, de un total de 336 millones de euros. Unos 325 millones de euros los aporta la Comunidad de Madrid. De los 5,3 millones de euros privados, 4,6 millones son del Banco Santander. En la página 123 del documento de las cuentas anuales de 2017, publicado en el Portal de Transparencia de la UCM, puedes consultar todas las transferencias de entidades privadas a la Universidad


Por algún motivo que desconocemos, no se incluye el ingreso de 51.700 euros correspondiente a la Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas. Sí aparece la cuantía y el concepto correspondiente en las cuentas anuales del año 2016, bajo la categoría de “Convenios con carga económica”. En cambio, de nuevo está ausente en las memorias de 2015, 2014 y 2013, pese a que la cátedra se constituyó hace 10 años. La UCM ha omitido en los últimos años determinada información en sus cuentas anuales requerida por la normativa contable aplicable, según los informes de auditoría llevados a cabo


En 2017 y 2016, la información omitida más significativa fue la de detalles sobre activos financieros y no financieros y sobre bienes destinados al uso general. En 2015, el informe de auditoría acusaba la omisión de “ciertos detalles sobre transferencias y subvenciones recibidas y concedidas, el estado de flujo neto de tesorería y cierta información sobre convenios firmados por la Universidad durante el ejercicio”. 


Por otro lado, este digital ha comprobado que la sección de Biblioteca Virtual de la Cátedra de cerveza: Estudios y webs de interés está en 'construcción'. Es decir, no están disponibles los estudios que han elaborado los catedráticos del Comité Científico*.


Cerveza captura

Otra captura de pantalla. Sin información sobre los estudios que hace la Cátedra.

Cerveceros de España y el Centro de Investigación Cerveza y Salud

Durante el verano, algunos diputados del Congreso y otros cargos electos recibieron una carta que les agradecía “el interés manifestado hacia nuestro producto e iniciativas”, junto a una selección de cervezas con un valor comercial de 25 euros. Era un regalo del lobby Cerveceros de España, entidad que agrupa a los productores de cerveza españoles. Aprovechábamos la noticia para recordar que en muchas instituciones públicas, entre ellas Congreso y Senado, todavía no publican los obsequios que reciben nuestros representantes políticos. Por lo tanto, no alcanzan la transparencia necesaria para que el ciudadano pueda evaluar qué influencias reciben los políticos y de dónde provienen. Sueldos Públicos se puso en contacto con Cerveceros de España para que nos dijeran cuántos diputados recibieron la carta y el obsequio. No hemos obtenido respuesta.


El Centro de Información Cerveza y Salud (CICS) es una entidad de carácter científico, como se define en su web, con el objetivo de promover la investigación sobre las propiedades nutricionales del consumo moderado de cerveza y su relación con la salud. Si tiene un propósito tan concreto, es porque el CICS es promovido (es decir, financiado) por Cerveceros de España, la agrupación de los productores más grandes de cerveza en nuestro país. Existe un Comité Científico que, según el código de Buen Gobierno de Cerveza y Salud, “realiza su actividad de forma autónoma e independiente” y se encarga de supervisar las investigaciones “auspiciadas” por la entidad y de avalar las informaciones y conclusiones de estas.


El código ético del CICS no prevé muchos mecanismos para garantizar dicha independencia, salvo la explícita ausencia de personas del sector cervecero en las reuniones del Comité y que sus miembros no estén vinculados al sector, aunque su colaboración con Cerveza y Salud sea una vinculación al sector cervecero en sí misma. Especialmente teniendo en cuenta que los miembros del Comité Científico perciben una remuneración económica, “dentro de lo que es la cuantía habitual en el ámbito académico-científico”. Como explicábamos previamente, Sueldos Públicos ha preguntado al CICS cuál es su remuneración o, por lo menos, la referencia de una “cuantía habitual” en el ámbito académico a la que se refieren. No hemos recibido una respuesta a esta cuestión, aunque sí nos han atendido en otras ocasiones para aclarar y facilitar información.


*En la primera versión del artículo publicamos, por error, "los estudios elaborados por los estudiantes becados".

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España