lunes, 19 de noviembre de 2018

Los sueldos públicos que han cobrado Puigdemont y los diputados, ahora suspendidos, sin pisar el Parlament

Han percibido la asignación fija y, pese a haber renunciado a la pensión de expresident, Puigdemont exige sus prerrogativas y nombra al responsable de su oficina, Josep Lluís Alay

@VerstrepenLoic

Queda abierto el debate alrededor de la extradición de Carles Puigdemont, tras la decisión del tribunal regional alemán de concederla, pero por el delito de malversación y no el de rebelión. Sea como sea, tras meses cobrando sueldos públicos pese a no pisar territorio español, el juez Pablo Llarena suspendió la semana pasada a Puigdemont y otros cinco investigados de sus cargos. Durante meses privados de libertad o huidos al extranjero, han seguido cobrando la asignación fija como diputados del Parlamento de Cataluña.


Puigdemont podría haber cobrado un salario mucho mayor como expresident de la Generalitat de Cataluña, pero rechazó dicha asignación en noviembre al considerarse todavía como legítimo presidente catalán. Sin embargo, aunque no acepte la etiqueta de expresident, sí ha solicitado recientemente a la Generalitat las prerrogativas correspondientes al expresident, un despacho con tres trabajadores, el alquiler del despacho, un coche oficial con chófer y servicios de seguridad.


Los diputados cuyos cargos han sido suspendidos por el juez Llarena son Puigdemont, Oriol Junqueras, el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, y los exconsellers Jordi Turull, Raül Romeva y Josep Rull. Puigdemont ya ha pedido a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que anule la decisión del juez y asegura que la última palabra sobre su suspensión correspondería al Parlament.


Puigdemont sueldos publicos

Puigdemont. El Periódico (Joan Cortadellas).

La asignación básica que percibían hasta ahora era de 2.872 euros brutos mensuales. No tienen derecho a otros complementos por cargos adicionales dentro del Parlament, al que tienen incapacidad de asistir. Por tanto, su salario anual sería de 40.202 euros brutos en 14 pagas. Desde el 28 de octubre de 2017, cuando Puigdemont y Junqueras fueron destituidos por el Gobierno de España al aplicar el artículo 155 de la Constitución Española, y hasta la suspensión del cargo de diputado comunicada el 10 de julio, ambos y los exconsellers, también diputados, han cobrado ocho meses y 13 días como diputados: 24.177 euros brutos más las pagas extraordinarias de diciembre y junio, que suponen 5.744 euros más. Entre todos, acumulan alrededor de 58 años cobrando sueldos en cargos políticos españoles.


Todos estos diputados inhabilitados no percibían ninguna dieta ni indemnización por desplazamientos o representación. De hecho, los suspendidos de JxCat (Puigdemont, Sànchez, Turull y Rull) exigían en junio dichas pagas por desplazamientos, que entendían como un derecho económico que les correspondía en el artículo 12 del reglamento del Parlament. La respuesta de los letrados del Parlament fue negativa, las dietas en concepto de gastos de viaje y desplazamiento "no son un derecho", ni un "complemento automático".


Puigdemont renunció en noviembre al salario como expresident, cuando anunciaba que todavía se consideraba el presidente legítimo de Cataluña. Renunció, pues, a una asignación del 80 % de su sueldo como president, que habría ascendido a unos 112.000 euros anuales. La ley también establece que, tras cumplir 65 años, los expresidentes tienen derecho a percibir una pensión vitalicia del 60 % de la retribución mensual que tenían como presidentes.


Sin embargo, Puigdemont ha iniciado los trámites para pedir las otras prerrogativas de expresident a las que tiene derecho, recursos de personal y seguridad. Esto es, una oficina con tres trabajadores, un coche oficial con chófer, el alquiler de la oficina y servicios de seguridad. La portavoz del Gobierno de la Generalitat, Elsa Artadi, ha afirmado que el gobierno autonómico ya prepara una escolta de Mossos d’Esquadra y que no debería ser un problema que el expresidente resida en el extranjero para aprovechar estas ventajas.


Uno de estos tres trabajadores será Josep Lluís Alay, quien ya ocupa el cargo de responsable de la oficina del expresidente desde el viernes pasado, cuando se publicó su nombramiento en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña. Como ya contábamos en Sueldos Públicos, Maria-Reis Quinzaños, responsable de la oficina de Artur Mas, y Jordi Menéndez, responsable de la oficina de José Montilla, cobran 99.338 euros brutos al año, según el Portal de Transparencia autonómico.


Josep Lluis Alay

Alay. Confilegal.

El salario que percibirá Alay será también de 99.338 euros anuales, que comprenden un complemento específico de 60.454 euros al año y una retribución correspondiente a un puesto de funcionario del grupo A, nivel de destino 30. Será de dedicación exclusiva, razón por la cual, antes de ser nombrado responsable de la oficina del expresident ha sido cesado como coordinador de las políticas internacionales de la Presidencia, cargo para el que fue elegido por Quim Torra recientemente.


Alay nació en Barcelona en 1966 y es doctorado en Historia por la Universidad de Barcelona (UB), en Ciencias por la Universidad Católica de Lovaina y en Física, también por la UB. Desde julio de 2011 hasta junio de 2015 fue director de Patrimonio, Museos y Archivos del Ayuntamiento de Barcelona. El historiador es amigo personal de Puigdemont, le acompañó en su estancia en Finlandia y lo acompañaba cuando fue interceptado y detenido en la frontera alemana. El día 28 de marzo fue detenido por la Policía Nacional, acusado de un delito de encubrimiento, y puesto en libertado unas horas más tarde, aunque como investigado.


Funciones

Las funciones de Alay como responsable de la oficina del expresidente Carles Puigdemont consisten principalmente en gestionar el personal de la oficina, la agenda del expresident y sus relaciones con los medios de comunicación. Más concretamente, según el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña, sus funciones son:

  • Dirigir y organizar las tareas de todo el personal de la Oficina del Expresidente.
  • Organizar y controlar los actos, las audiencias, las visitas y los viajes del expresidente.
  • Gestionar y controlar el presupuesto asignado a la Oficina.
  • Hacer tareas de protocolo y de relaciones con la prensa y los medios de comunicación del expresidente.


Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España