martes, 23 de octubre de 2018

El Gobierno de Sánchez costará más en sueldos públicos que el primero de Rajoy

Tendrá 17 ministerios frente a los 13 del líder del PP

@carlestorrijos

Actualizado a 3 de julio de 2018.

El BOE publicará los Presupuestos Generales del Estado de 2018 el 4 de julio. Entrarán en vigor un día después y hay menos de seis meses para ejecutarlos. Así, se hará efectiva la subida salarial del 1,5% de los empleados públicos que también incluye a los miembros del Gobierno. Se cobrará con carácter retroactivo la subida no aplicada en los primeros seis meses y tres días del año. 


Por lo tanto, Pedro Sánchez dejará de tener un salario de 79.756 euros brutos anuales a 80.953 euros. Son 12 pagas de 6.736 euros. La vicepresidenta del Gobierno pasará a percibir 76.088 euros (6.340 euros mensuales) y los ministros, 71.424 euros o 12 nóminas de 5.952 euros. Los miembros del Consejo de Ministros no cobran pagas extraordinarias ni complementos de productividad.


Cuando en 1996 José María Aznar ganó las Elecciones Generales por mayoría simple su mantra era "prosperidad económica y estabilidad política". Lo consiguió. Ante la fragilidad de su Gobierno, la clave era que durase. Las elecciones se celebraron el 3 de marzo pero hasta el 5 de mayo no tomó posesión del cargo por las duras negociaciones con los nacionalistas. Cuatro años después, el 12 de marzo las volvió a ganar. Esta vez, con mayoría absoluta y el 3 de abril, volvía a jurar el cargo de presidente del Gobierno ante el Rey Juan Carlos I. Unos 45 meses duró la legislatura, ya que el periodo de sesiones se cierra antes del inicio de la campaña electoral con el decreto de disolución de las cámaras.


En 1997, con unas cuentas ya confeccionadas por el Gobierno de Aznar, el sueldo público para el presidente quedó fijado en poco más de 12 millones de pesetas brutas anuales en 12 pagas, según los Presupuestos Generales publicados en el BOE. Un millón al mes. Para el cargo de vicepresidente, 11,3 millones; para los ministros, 10,6 millones y para los secretarios de Estado, unos 10 millones de pesetas. 


Durante su mandato, Aznar redefinió lo que era técnicamente su Ejecutivo: los que participan en el Consejo de Ministros. Así, los secretarios de Estado dejaron de formar parte del Gobierno y pasaron a cobrar como los subsecretarios de Estado y directores generales: 12 pagas, más dos extraordinarias y el famoso y opaco complemento de productividad.


Ministros Sanchez sueldos publicos


Zapatero estuvo unos siete años y medio en el cargo y Rajoy ha estado seis años y medio, incluido un periodo en funciones, con el país paralizado y sin capacidad de aprobar leyes ni sacar adelante las cuentas del Reino. El sueldo fue el mismo, con funciones y sin ellas.


Un gabinete con 17 ministros con un tope de dos años

Comos sabes, Pedro Sánchez y sus ministros no van a tener tanto tiempo. Una vez sentados en la mesa del Consejo de Ministros, son conscientes de que su puesto es más interino que nunca y si tienen dudas que se lo pregunten a Román Escolano. Además, están de prestado. Los ministros van a cobrar casi 6.000 euros brutos al mes gracias al apoyo de otros grupos parlamentarios en la moción de censura, pero parece que Sánchez quiere que dure su Gobierno y frenar a Ciudadanos en las encuestas a golpe de BOE y salir a ganar en 2020.


"Quiero agradecer públicamente a las personalidades haber aceptado el ofrecimiento y servir a los españoles y españolas en los próximos meses para servir al país, a la ciudadanía y a quienes necesitan amparo de lo público". Sánchez ha dicho “meses”. Un exministro socialista afirma que ese Gobierno es para “seis años”, según recoge El Diario.es.


¿Y todo esto cuánto vale? El Gobierno de Sánchez costará más que el primero de Mariano Rajoy. Casi 27.000 euros brutos mensuales más en sueldos públicos. Exactamente, 26.697 euros. Para llegar a estas cifras hemos acudido al BOE de 2011 y al Proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2018 que todavía no han entrado en vigor. Rajoy comenzó en el cargo a finales de diciembre de 2011 con un sueldo de 6.515 euros mensuales; la ya exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, con 6.123 euros y los ministros, con 5.748 euros. 12 pagas anuales. El primer equipo de Rajoy tenía 13 ministros: 12 más la vicepresidenta. En total, 81.621 euros al mes en sueldos públicos, sin contar las cuotas a la Seguridad Social, dato que no publica el Portal de Transparencia


Con Sánchez se sentarán en el Consejo de Ministros 17 personas más él: el presidente tendrá un salario de 6.746 euros; la vicepresidenta Carmen Calvo, 6.340 euros y los ministros, 5.952 euros. En total, 108.318 euros mensuales. ¿Y cuánto van a aguantar en el cargo? En política eso no se sabe y la maleta siempre hay que tenerla hecha. 


Los ministros van a gestionar un presupuesto que no han elaborado ellos. 'Pastarán' en él. Les esperan semanas y meses para engrasar sus equipos, que todavía no han formado. Algunos no tienen experiencia en la Administración Pública. Les vendría bien el manual o curso del profesor Mariano Baena del Alcázar sobre Ciencia de la Administración en el que explica las fases de las políticas públicas: estudio, diseño, implementación o puesta en marcha, ejecución, evaluación y seguimiento. Ahí está el meollo de la política y el servicio público: justificar el dinero del contribuyente con acciones que repercuten en el bienestar general, con criterios de eficiencia y luego valorar si el dinero gastado sirvió para el propósito diseñado en la fase inicial.


En suma, un ministro necesita engrase, colaboración y confianza en sus rutinas cotidianas y se va a encontrar con un montón de carpetas y documentos heredados y con proyectos, aprobados por ley, que hay que ejecutar. Cada ministro deberá configurar su organigrama: nombrar a sus secretarios de Estado, subsecretarios de Estado, directores generales, jefes de Gabinete, adjuntos...


Con la urgencia de nuevas elecciones, no podemos esperar muchas políticas públicas de Estado, consensuadas, que requieran un gran desembolso. En este sentido, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, una cartera de gasto, va a dedicarse a inaugurar obras que ha proyectado y diseñado el equipo de Íñigo de la Serna. Pero es el mejor escaparate si opta a la presidencia de la Generalitat Valenciana dentro de cinco años o antes, para rivalizar con Ximo Puig.


En definitiva, como siempre pasa en política, uno tendrá tiempo para hacer tres o cuatro cosas bien. El resto de su estancia en el puesto lo dedicará a subsanar errores propios, apagar fuegos internos, tapar fallos de otros compañeros, solventar imprevistos y, lo más importante, esquivar navajazos del partido, el llamado fuego amigo: Filtraciones a la prensa de funcionarios descontentos, comunicados con desmentidos, descoordinación entre Moncloa y Ferraz, ruedas de prensa a última hora o mensajes de urgencia en las redes sociales. Los jefes de Prensa ayudan, pero no hacen milagros.


Imagen: La Vanguardia.

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España