lunes, 15 de octubre de 2018

Robles, Ábalos y Escolano: Cuando optas a ser ministro y tu sueldo se reduce o cuando ganas 3,9 veces menos

La configuración del Gabinete de Pedro Sánchez vuelve a dejar en evidencia que algunos diputados cobrarán menos en el Ejecutivo y que no siempre compensa, económicamente, dejar tu anterior puesto

@sueldospublicos

Ahora que ya sabes lo que cobrará Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, Carmen Calvo como vicepresidenta y José Luis Ábalos y compañía como ministros en este enlace, Sueldos Públicos reflexiona sobre si compensa o no aceptar un cargo con tanta responsabilidad. El equipo de Sánchez, con un perfil muy político, sabe que no estará más de 18 meses en el cargo. Muchos de ellos acumulan años de experiencia en la Administración Pública ya sea como funcionario, como cargo electo, alto cargo o asesor. Algunos de ellos son también diputados y la naturaleza de sus retribuciones o una parte de ellas sufrirá un cambio.


Los que ocupaban un escaño antes de ser nombrados ministros deberán renunciar al sueldo de la Cámara Baja, esto es, a la asignación constitucional básica de 2.842 euros brutos anuales en 14 pagas y a los complementos que cada uno tenía por asumir un cargo en una comisión, pero no son todo malas noticias. Podrán seguir cobrando, porque es irrenunciable, a la indemnización para gastos de manutención y alojamiento que no tributa: 879 euros para los diputados de Madrid y 1.842 para el resto. Explicamos dos futuros ministros del PSOE y uno que ha cesado del PP:


Un caso típico. El de de Margarita Robles. Las quinielas la señalan como ministra de Interior o Defensa porque parece que ha quedado descartada para el área de Justicia. Su nombre todavía está en el aire. Como portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados estaba cobrando 14 pagas anuales de 8.683 euros brutos. Según el Portal de Transparencia del PSOE, el neto son 5.982 euros. Incluye los 879 euros libres de impuestos por ser diputada por Madrid en concepto de indemnización. Esta cantidad podrá seguir cobrándola, pero, como ministra, su salario será de 71.424 euros brutos anuales en 12 pagas. Al mes son 5.952 euros brutos, según los Presupuestos Generales del Estado de 2018 que todavía no se han aprobado. Robles dejará de ganar unos 2.700 euros todos los meses. Y en junio y diciembre, el doble porque los ministros no tienen pagas extraordinarias.


Según su declaración de bienes y rentas, en 2004 compró una vivienda en Madrid por un valor catastral de 177.968 euros y otra, en Asturias, por 89.194 euros. Reconoce poseer un plan de pensiones en el Banco Santander de 75.481 euros y dos cuentas en la misma entidad bancaria con unos ahorros de 403.552 euros. No aporta datos de lo que dona al partido ni la cuota que paga. En 2015 ingresó 80.121 euros netos como magistrada y pagó 41.129 euros de IRPF.


Perteneciente a la carrera judicial donde ingresó como juez en 1981. Ha sido presidenta de la Audiencia Provincial de Barcelona; magistrada de la Audiencia Nacional y magistrada del Tribunal Supremo desde 2004. Entre 2008 y 2013 fue vocal del Consejo General del Poder Judicial. Desde julio de 1993 a mayo de 1994 fue subsecretaria de Justicia y de mayo de 1994 a mayo de 1996 fue secretaria de Estado del Ministerio del Interior en el último Gobierno de Felipe González.


Ábalos, un clásico de asesor

José Luis Ábalos, por su parte, también cobrará menos ahora que como portavoz adjunto en la Carrera de San Jerónimo. Actualmente, su retribución supera los 6.500 euros brutos más 1.842 euros libres de impuestos. Te lo contamos en mayo del año pasado, aunque los cálculos que hicimos todavía no tenían en cuenta la actualización del régimen económico que entró en vigor dos meses después. Como miembro del Consejo de Ministros, defendiendo la cartera de Fomento, percibirá 5.952 euros brutos aunque mantiene los 1.842 exentos de tributación como diputado, pese a tener una vivienda en Madrid, como decenas de señorías. 


El Portal de Transparencia del PSOE refleja todavía datos sin actualizar en su ficha con un salario de 3.898 euros brutos al mes. La cantidad neta es de 2.994 euros. Interpretamos que es lo que cobraba antes de ser nombrado portavoz adjunto. Ábalos sí refleja que dona 4.830 euros a su partido. Son 402 euros al mes. El año pasado eran 5.880 euros. Y paga una cuota de afiliado de 90 euros. (Insistimos, la ficha de Ábalos -consultada este martes- en la web del PSOE no está actualizada ya que no aparece ni su cargo actual de secretario de Organización, solo el de la provincia de Valencia).


En el momento de cumplimentar su declaración de bienes y rentas reconoció que tenía 7.971 euros en cuentas bancarias. Además, podrá disfrutar de dos planes de pensiones que el año pasado ya sumaban unos 26.000 euros. Pidió hasta tres créditos hipotecarios a Bankia entre 2003 y 2010. En julio del año pasado todavía debía más de 242.000 euros. Ábalos también refleja en el documento que pasa una pensión alimenticia a su hijo de 7.788 euros. Eso son 649 euros al mes.


Su ficha en la web de su partido todavía recoge el seguro de vida y fallecimiento del que disfrutaban los diputados antiguamente. 350.000 euros. Además de dos seguros de vida con otras entidades por valor de 66.502 euros.


A nivel orgánico, es secretario general del PSOE desde que Sánchez se hizo con el control del partido el año pasado. Se afilió en 1981. Tenía 22 años. Nació en 1959. Dos años después, con solo 24 años, entre 1983 y 1987, fue jefe de Gabinete del Delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana y, entre 1988 y 1991, fue jefe de Gabinete del conseller de Trabajo de la Generalitat Valenciana. Luego pasó a ser director general de Cooperación Internacional. También ha sido asesor en el Ayuntamiento de Valencia, entre 1992 y 1999, y concejal, durante diez años, en la capital del Turia, entre 1999 y 2009. Además, entre 2003 y 2007 también fue diputado provincial. Es autor de un libro sobre la descentralización de los servicios públicos.


Como ves, nos encontramos con una mano derecha de Sánchez que lleva lidiando en política desde hace más de tres décadas. En administraciones periféricas, autonómicas, provinciales y locales, ya sea en primera fila o como cargo de confianza. Son 35 años cobrando sueldos públicos como asesor y como político.


Escolano o dejar de ganar 18.000 euros al mes

El caso más sangrante con el que ilustramos la tesis de que a veces no compensa optar al puesto de ministro es el caso de Román Escolano. Aceptó ser ministro de Economía con Mariano Rajoy en marzo cuando Luis de Guindos abandonó el cargo para ser vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) y empezar a ganar 915 euros brutos al día desde el 1 de junio. Escolano era vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y sabía que iba a dejar de cobrar 18.000 euros menos todos los meses y que si la legislatura duraba permanecería en el cargo algo más de dos años. Ni tres meses ha durado.


Dejó de percibir una retribución de 277.000 euros brutos anuales más dietas y ayudas a la vivienda en Luxemburgo por un sueldo de ministro de 70.368 euros en 12 pagas. De ganar 23.147 euros al mes a ingresar 5.864 euros. Son 3,9 veces menos de salario. Afortunadamente, podrá cobrar durante dos años el 80% del sueldo de ministro, pero la política de incompatibilidades no le permitirá recolocarse en el sector privado a las primeras de cambio.


Los exvicepresidentes del BEI perciben una pensión cuando cumplen 65 años, que equivale al 4,275% de su antiguo sueldo por año completo trabajado, según El Mundo. De esta forma, si Escolano hubiera 'aguantado' en el puesto hasta septiembre de 2018, tendría derecho a casi un 13% cuando se jubile. Como eso no ha ocurrido porque dejó el puesto en marzo, se tiene que conformar con un 8,5%. Así, 1.900 euros mensuales le esperan cuando se jubile, además de todo lo cotizado durante su trayectoria profesional.


Y otra pérdida. Los exvicepresidentes del BEI también cobran una asignación mensual de despedida del 40% de su anterior salario fijo durante tres años. Eso lo sabe Magdalena Álvarez, exministra de Fomento con Zapatero y exvicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones hasta su renuncia. Escolano accedió al cargo, en sustitución de Álvarez, en 2014.


Escolano es licenciado en Ciencias Empresariales y técnico comercial y economista del Estado. Nació en 1965 y en otras ocasiones ha dejado como factor secundario el sueldo por ocupar otros destinos profesionales. Así, en 2012, dejó el cargo de director de Relaciones Institucionales del BBVA, por la presidencia delInstituto de Crédito Oficial. El año pasado, este puesto estuvo retribuido con 130.359 euros.  


Imagen: Pixabay.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España