lunes, 24 de septiembre de 2018

El PP rechaza quitar privilegios a los expresidentes de la Generalitat Valenciana

El servicio de seguridad tiene un coste de 250.000 euros al año, según el PSPV-PSOE

@sueldospublicos


Palau
Vista parcial del Palau de la Generalitat, en la calle Caballeros de Valencia.
VALENCIA (EUROPA PRESS/Redacción).- El PP ha rechazado tomar en consideración la propuesta del PSPV para modificar el estatuto de los expresidentes de la Generalitat, para quitar algunos privilegios como el derecho a una oficina, asistente o chofer. Asimismo, el Consell ha emitido su criterio desfavorable a esta medida y lo ha ligado al debate para la reforma de "otras instituciones".  

Así, el Consell se muestra "abierto a este debate" porque entiende las instituciones deben ser instituciones "vivas, al servicio de la convivencia democrática, y capaces de responder con eficacia a circunstancias y demandas cambiantes". Pero, "por esas mismas razones", señala que esta modificación "no debería plantearse de una manera fragmentada y unidireccional", sino que la regulación del Estatuto de los Expresidentes de la Generalitat "ha de formar parte de un debate más amplio, en el que tengan cabida también otras instituciones".

El portavoz adjunto socialista, Rafael Rubio, que ha destacado que ésta es la cuarta ocasión en que se debate este asunto en la legislatura -rechazado en todas las ocasiones por el PP-, ha lamentado que el Gobierno quiera "vincular" la eliminación de "determinados privilegios" de los expresidentes a la reducción de miembros de organismos estatutarios o la rebaja de diputados. "Eso no tiene sentido", ha apostillado.

Rubio ha expuesto que, ante la actual coyuntura económica, es necesario reducir los gastos para los expresidentes con la eliminación de los derechos a que se le pague un chofer, asistente o una oficina y que el servicio de seguridad personal esté vinculado a su actividad de expresidente y no a otras, ya que el gasto por este servicio asciende a 250.000 euros al año, ha dicho.

En este sentido, ha recordado que un expresidente puede optar por seguir en la vida pública, la vida privada o ser miembro del CJC y en esos casos "no tendría necesidad de oficina". Del mismo modo, ha reclamado la aplicación de un régimen de incompatibilidades y que, cuando un expresidente sea condenado en sentencia firme por un delito que conlleve la inhabilitación o suspensión de empleo o cargo público, perderá, con carácter definitivo, todas las atribuciones, consideraciones y honores que le reconoce esta ley.

El diputado del PP, Alfredo Castelló, ha recordado también que esta es la cuarta ocasión en que se debate este tema en esta legislatura y ha señalado a la oposición que "tienen que ser conscientes de que no pueden marcar los tiempos del Gobierno", cuyas prioridades, así como de los ciudadanos, ha dicho, se centran en salir de la crisis, en las políticas de empleo y bienestar.

El portavoz adjunto de EUPV, Ignacio Blanco, ha lamentado que el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps no haya acudido a este debate a "defender sus privilegios". Tras esto, ha apuntado que su formación está en contra de estos privilegios porque creen en el "principio de igualdad" de los ciudadanos y por eso han propuesto hasta en dos ocasiones la derogación de este estatuto.

Por su parte, la portavoz adjunta de Compromís, Mónica Oltra, considera "inasumible" este estatuto por "razones económicas y éticas" y ha apuntado que los 250.000 euros que cuesta el servicio de seguridad suponen "71.000 comidas". Así, ha subrayado que esta propuesta es "necesaria" y ha afirmado que el PP vota en contra de esta iniciativa "porque el cartel de expresidentes suyos es impresentable".

"Privilegios"

Castelló, por otro lado, ha instado a los socialistas a "dar ejemplo" y quitarse privilegios, a lo que Rubio se ha preguntado si eso son "privilegios". Tras esto, el parlamentario 'popular' ha apuntado que si no piensa que estar "sentados en nuestros sillones de cuero, pisando moqueta y suelos de mármol" son privilegios. "Cuando un diputado dice que no se siente con privilegios cuando hasta le cambian el vaso de agua, es que ha levantado los pies del suelo", ha apostillado.

Oltra, al respecto, ha dicho que "no es lo mismo un privilegio, que una prerrogativa que un derecho" y que "no todo vale" porque "cuando un expresidente ha perdido el honor de ser expresidente de los valencianos, no todo vale". "El honor existe, aunque a fuerza de deshonor, ya no saben lo que es", ha reprochado al PP.

Para el coordinador territorial de UPyD, Romain Muzzati, “sigue siendo inexplicable que el Gobierno del PP sostenga posicionamientos totalmente peregrinos para seguir manteniendo una cosa anacrónica y más sabiendo cómo están las arcas públicas y la economía de la inmensa mayoría de los valencianos. El PP usa la austeridad como eslogan de campaña, pero luego se olvida”, subraya.

Fuente de la fotografía.

Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España